• “Postura anticientífica de Bolsonaro ante COVID-19 daña a Brasil”
Publicada: lunes, 27 de abril de 2020 0:44

El abogado Ricardo Franco denuncia que la “postura anticientífica” del presidente Bolsonaro ante la pandemia de la COVID-19 ha dejado efectos nocivos en Brasil.

Varios exministros de Salud de Brasil presentaron el sábado una denuncia contra el presidente Jair Bolsonaro ante la Alta Comisionada de la Organización de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ACNUDH), Michelle Bachelet, por “posible genocidio” pandémico, al no atender como se debe la crisis del nuevo coronavirus, que causa la enfermedad de COVID-19.

Hace una semana, la Asociación Brasileña de Juristas por la Democracia (ABJD), de la que el abogado Ricardo Franco forma parte, interpuso una denuncia similar contra Bolsonaro ante la Corte Penal Internacional (CPI) de La Haya (Países Bajos).

En una entrevista concedida el domingo a la cadena HispanTV, Franco consideró que, si bien la demanda de la ABJD es por crímenes de lesa humanidad, “la palabra genocidio que los exministros están utilizando puede ser un eufemismo, quizás incluso un disfemismo, pero igual explica muy bien lo que presuntamente Bolsonaro intenta hacer”.

 

De hecho, según el abogado, ambas denuncias tienen la misma conclusión. “Es necesario que se le pare a Bolsonaro. La indignación es creciente y ahora se nota muchísimo más, no solo desde fuera del Gobierno, pero también dentro del mismo”, aseveró.

En esta misma línea, Franco condenó que la actitud “negacionista y anticientífica” de Bolsonaro tiene ya efectos nocivos en Brasil. “Su comportamiento es contra todo y todos los que no estén de acuerdo con él. Se cree una especie de dictador, aunque no parezca tener mucho talanto para un cargo público como viene demostrando”, ironizó.

El abogado denunció el mal manejo de la crisis sanitaria provocada por la propagación del nuevo coronavirus en Brasil, el país más afectado por la pandemia en América Latina, con más de 60 000 casos confirmados y 4000 muertos.

“No se puede relativizar la vida de los trabajadores en función de la economía, como pretende. El aislamiento vertical es un absurdo, pues pretender aplicar las restricciones únicamente a los grupos de riesgo es inocuo. Todos somos potenciales vectores de la transmisión y él lo sabe”, censuró.

Fuente: HispanTV Noticias

mnz/ctl/msf