• El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, pasa revista a la guardia de honor durante una recepción ceremonial, Nueva Delhi, 25 de enero de 2020. (Foto: AFP)
Publicada: sábado, 15 de febrero de 2020 9:47

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, aumenta la presencia militar en su Ejecutivo y designa a un general y a un almirante en activo para su Gobierno.

Bolsonaro nombró el viernes al jefe del Estado Mayor del Ejército, general Walter Braga Netto, como jefe de la Casa Civil (jefe de gabinete) de su gobierno en sustitución del civil Onyx Lorenzoni.

“El general Braga Netto se tornó conocido (cuando) fue interventor de Río de Janeiro en seguridad pública (2018), cuando hizo un trabajo excepcional (..) bajó la temperatura del delito, bienvenido Braga Netto, muchas gracias por aceptar el convite”, comunicó el viernes por la noche, Bolsonaro en redes sociales.

El mandatario brasileño además nombró el almirante Flavio Viana Rocha, que hasta ahora comandaba el primer distrito naval, en la secretaría de Asuntos Estratégicos. De esta forma, los uniformados suman nueve entre los 22 miembros del gabinete. La mayoría, como el propio presidente, están en la reserva.

Hasta ahora el Gobierno de Brasil contaba con dos militares en activo, incluido el ministro de Ciencia, el teniente coronel Marcos Ponte, el único astronauta brasileño. El resto estaba retirado, como el propio presidente Jair Bolsonaro, que tiene rango de capitán. 

Pero eso ha cambiado entre el jueves y el viernes, el tiempo que ha tardado el ultraderechista en incorporar a su Ejecutivo a un general y a un almirante reclutados directamente de la cúpula de las Fuerzas Armadas. El gabinete de Bolsonaro incluye entre sus 22 miembros nueve militares y dos mujeres.

 

Estos, pueden ser los cambios que Bolsonaro había mencionado el 2 de enero. Él asumió el poder con la promesa de “grandes cambios” y una nueva forma de hacer política y acabó su primer año con una caída de popularidad.

Bolsonaro, exmilitar, no ha ocultado en ningún momento su nostalgia por la época del régimen castrense. Además, desde su llegada al poder ha apostado por reforzar la presencia de la institución armada en la política brasileña incluyendo a varios uniformados en su Gobierno.

mag/ktg/hnb