• El presidente brasileño, Jair Bolsonaro, apunta con un fusil.
Publicada: lunes, 30 de diciembre de 2019 19:08

El presidente de Brasil celebra el aumento de casi el 50 por ciento del porte de nuevas armas registradas legalmente desde el arranque de su mandato.

“El número de armas de fuego registradas ha aumentado un 50 % este año en comparación con 2018”, anunció el domingo el mandatario brasileño, Jair Bolsonaro, a través de un mensaje publicado en su cuenta de Twitter.

La semana pasada, el diario brasileño Folha, citando a la Policía Federal del país, divulgó un informe en el que reveló que la posesión de armas en el gigante suramericano casi se ha duplicado en los primeros 11 meses del mandato de Jair Bolsonaro, que ganó las elecciones con la promesa de flexibilizar el porte y la posesión de armas de fuego.

Según estos datos, 70 800 armas nuevas fueron registradas por la Policía Federal entre enero y noviembre de este año, en comparación con 47 600 en todo el año pasado.

Bolsonaro además ha criticado a los especialistas, que pensaban que, con la firma del polémico decreto para facilitar la posesión de armas, el número de homicidios iba a aumentar en Brasil, agregando que “en la práctica, se ha reducido en un 22 %”.

Bolsonaro, que asumió la Presidencia el pasado 1 de enero, reiteró en su día su deseo de facilitar la posesión de armas a los “ciudadanos de bien” para que puedan defenderse y combatir el crimen. En noviembre, su proyecto de ley sobre armas de fuego fue aprobado, aunque muy recortado, en la Cámara de Diputados

A primeros de noviembre, la Cámara de Diputados de Brasil aprobó nuevas modificaciones del proyecto de ley de Bolsonaro sobre el porte y la posesión de armas. La nueva versión reducida ahora tiene que ser analizada por el Senado.

Brasil es uno de los países más violentos del mundo, con 57 000 homicidios registrados en 2018. Varias Oenegés consideran que este número podría ser aún mayor de no existir la legislación actual sobre armas, que sigue siendo muy restrictiva.

La violencia siempre ha sido uno de los problemas epidémicos de Brasil y una de las principales preocupaciones de la opinión pública.

Bolsonaro y sus hijos nunca han ocultado su pasión por las armas de fuego, como muestran las fotos y los videos que suelen publicar en las redes sociales. Asimismo, previamente en este mes, el mandatario admitió que duerme con una pistola “siempre cerca”, incluso en la residencia oficial en Brasilia.

mrp/lvs/nkh/mjs

Comentarios