• El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, habla en Abu Dabi, la capital de los Emiratos Árabes Unidos, el 27 de octubre de 2019 (Foto: AFP)
Publicada: lunes, 28 de octubre de 2019 15:37

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, aseguró que “Argentina eligió mal” al consagrar presidente a Alberto Fernández y adelantó que no lo felicitará.

“Lo lamento. No tengo una bola de cristal, pero creo que la Argentina eligió mal. El pueblo puso en el poder a quien colocó a la Argentina en un pozo antes”, ha reclamado este lunes Bolsonaro en declaraciones durante una parada de su gira por Asia y Oriente Medio en Abu Dabi, la capital de los Emiratos Árabes Unidos (EAU).

El mandatario brasileño ha dicho que esperará a ver cuál es la posición del presidente peronista y qué línea va a adoptar. “No pretendo felicitarlo. Ahora, no vamos a indisponernos”, ha añadido.

Fernández, que se ha covertido en el próximo presidente del país sudamericano, con el 48 % de los sufragios, gestionará el Ejecutivo de Argentina a partir del 10 de diciembre y por un periodo de cuatro años.

Lo lamento. No tengo una bola de cristal, pero creo que la Argentina eligió mal. El pueblo puso en el poder a quien colocó a la Argentina en un pozo antes”, ha dicho el presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, sobre la victoria de Alberto Fernández ante Mauricio Macri en las elecciones presidenciales de Argentina.

 

Bolsonaro también ha expresado su descontento por la parte del discurso de victoria del presidente electo argentino en la que se solidarizó con el detenido exmandatario y líder opositor Luiz Inácio Lula da Silva. 

Además, advirtió a la Argentina que puede ser “apartada del Mercosur (acrónimo de Mercado Común del Sur)” en caso de que Fernández no siga la línea adoptada hasta ahora por Macri. “Si la Argentina afecta alguna de las cláusulas del acuerdo (con la Unión Europea) o no. Si la afecta, podremos separar a la Argentina”, ha apuntado Bolsonaro.

LEER MÁS: Bolsonaro: Sin Macri, no hay lugar para Argentina en el Mercosur

Los argentinos decidieron cambiar de rumbo, después de acusar a Macri de haber socavado la economía con medidas conflictivas, como tarifazos en los servicios básicos y el transporte, despidos masivos y una orientación general hacia los recortes y préstamos recibidos del Fondo Monetario Internacional (FMI).

Ahora, el nuevo presidente argentino enfrentará enormes desafíos, tal como muestran la alarmante tasa de inflación anual del 53,5 por ciento y la previsión de que, a fines de 2019, 4,5 millones de personas en el país austral pasarán a considerarse indigentes. Incluso en septiembre, el Congreso se vio obligado a declarar la emergencia alimentaria hasta 2022.

El presidente electo, cuya vicepresidenta es la exmandataria argentina Cristina Fernández de Kirchner, ha prometido sacar a Argentina de la crisis.

nkh/ncl/alg/mjs

Comentarios