• El ministro de Seguridad Institucional de Brasil, Augusto Heleno Pereira.
Publicada: miércoles, 2 de enero de 2019 15:00

El nuevo ministro de Seguridad Institucional de Brasil carga contra la expresidenta Roussef diciendo que “derritió” el sistema de inteligencia del país.

“Nuestra misión en el Gabinete de Seguridad Institucional (GSI) es encargarnos de la seguridad y los viajes del presidente de la República, así como cuidar el sistema de inteligencia brasileño, ser su cabeza. Ese sistema fue recuperado por el general (Sérgio) Etchegoyen y fue derretido por la señora (Dilma) Rousseff, que no cree en la inteligencia”, ha declarado el general Augusto Heleno Pereira al asumir este miércoles el cargo de ministro jefe del organismo.

Heleno ha expresado en este contexto su expectativa de que su tarea será “penosa”, aunque ha dicho contar con un “equipo excepcional y unido”. “Tenemos un trabajo que será penoso, pero que, estoy seguro, nos conducirá a nuevo destino”, ha indicado el nuevo ministro del GSI.

El titular saliente, el general Etchegoyen, ha destacado por su parte el trabajo realizado bajo el mandato del ya expresidente Michel Temer, y ha agregado: “Si aceptamos que el título del Gobierno que se cierra podría ser ‘crisis’, su lema ha sido ‘coraje’”.

Según el alto mando militar, la mayor manifestación del Gobierno de Temer ha sido el rechazo a “la senda recorrida tantas veces por el populismo irresponsable”.

Nuestra misión en el Gabinete de Seguridad Institucional (GSI) es encargarnos de la seguridad y los viajes del presidente de la República, así como cuidar el sistema de inteligencia brasileño, ser su cabeza. Ese sistema fue recuperado por el general (Sérgio) Etchegoyen y fue derretido por la señora (Dilma) Rousseff, que no cree en la inteligencia”, ha declarado el general Augusto Heleno, al asumir el cargo de ministro jefe del organismo.

 

Tras elogiar la elección del general Heleno para sucederlo en el cargo, Etchegoyen ha destacado que el presidente Jair Bolsonaro fue elegido por una población que cree en valores diferentes de lo que se pregonaba.

Bolsonaro, que asumió ayer la Presidencia de Brasil para un período de cuatro años, obtuvo el cargo al hacerse con el 55,7 % de los votos en segunda vuelta electoral, frente al 44,3 % del izquierdista Fernando Haddad, candidato del Partido de los Trabajadores (PT).

El nuevo presidente de Brasil es un partidario acérrimo de la política de su homólogo estadounidense, Donald Trump, al punto de que lo apodan “el Trump brasileño”. En su momento dijo: “Soy un admirador del presidente Trump. Él quiere un Estados Unidos grande; yo quiero un Brasil grande”.

nlr/mla/ask/mjs