• El candidato presidencial brasileño Jair Bolsonaro, durante el primer debate presidencial, Sao Paulo, Brasil, 9 de agosto de 2018. Foto: AFP.
Publicada: martes, 14 de agosto de 2018 15:05

Las declaraciones del candidato presidencial brasileño ultraderechista Jair Bolsonaro sobre las relaciones de su país con Palestina han generado polémica.

“(La expresidenta de Brasil) Dilma Rousseff negoció con Palestina y no con el pueblo de allí. Uno no negocia con terroristas, entonces esa embajada al lado del (Palacio del) Planalto (la sede del Poder Ejecutivo del Gobierno Federal) no debería estar ahí", dijo la semana pasada Bolsonaro en una entrevista concedida con el medio brasileño Estadão.

El político, que ha defendido en distintas ocasiones el acercamiento de Brasil al régimen israelí, anunció en su entrevista que, de ser elegido, cerrará la embajada palestina en la capital brasileña, Brasilia.

Esta declaración de intenciones del candidato ultraderechista ha generado controversia en Brasil, que reconoció oficialmente a Palestina como Estado independiente hace ya 8 años, en 2010.

Entre quienes han criticado esa postura antipalestina está Ahmed Ramadan, empresario de origen palestino y presidente del Centro Cultural Árabe-Brasileño, que ha dicho en una entrevista con la agencia rusa Sputnik que el posicionamiento de Bolsonaro respecto a Palestina refleja claramente la influencia israelí en las elecciones del país sudamericano, y ha destacado que Bolsonaro busca cerrar las puertas de Brasil a los países árabes a cambio del apoyo de Israel.

(La expresidenta de Brasil) Dilma Rousseff negoció con Palestina y no con el pueblo de allí. Uno no negocia con terroristas, entonces esa Embajada al lado del (Palacio del) Planalto (sede del Ejecutivo brasileño) no debería estar ahí", ha dicho el candidato presidencial brasileño ultraderechista Jair Bolsonaro.

 

El empresario considera que, al involucrarse en polémicas como esta, el candidato demuestra no entender la profundidad de los lazos brasileños no solo con los palestinos, sino también con toda la comunidad árabe y musulmana en general.

El diputado, partidario de la política del presidente de EE.UU. Donald Trump, hasta el punto de ser apodado como “el Trump brasileño” por sus ofensas, ha dicho que los afrodescendientes “no sirven para nada”, y ha dejado claro que, de ser elegido, relajará las leyes de control de armas de fuego como en EE.UU., para que cualquier brasileño pueda comprar una.

Bolsonaro espera asimismo emular el inesperado ascenso al poder del inquilino de la Casa Blanca. Citando al hijo del candidato, el diario brasileño O Globo ha revelado que Steve Bannon, exasesor estratégico de Donald Trump, será consejero eventual en su campaña presidencial.

Una encuesta realizada en junio pasado situó a Bolsonaro en segundo lugar en las intenciones de voto para las elecciones de octubre de este año, con un 16 %, muy por detrás del expresidente Luiz Inácio Lula da Silva, que obtuvo un 30 por ciento.

snz/mla/hgn/rba

Comentarios