• El presidente de Brasil, Michel Temer, habla durante el Foro Económico Mundial sobre América Latina, Sao Paulo, Brasil, 14 de marzo de 2018.
Publicada: jueves, 15 de marzo de 2018 14:32

El presidente de Brasil, Michel Temer, ha amenazado este jueves con recurrir a la Organización Mundial del Comercio (OMC) si no llega a un acuerdo ‘amigable muy rápido’ con el mandatario estadounidense, Donald Trump, sobre los aranceles impuestos a las importaciones de acero y aluminio.

“Si no hay una solución amigable muy rápida, formularemos una presentación en OMC, no unilateralmente, sino con todos los países que fueron perjudicados por esta medida”, ha precisado Temer.

El mandatario brasileño también ha anunciado que muy próximamente llamará a Trump, ya que éste había dicho que apreciaría recibir llamadas de los países que fueron objeto del aumento de las tasas.

Temer ha señalado que cualquier problema relacionado con EE.UU. debe ser enfrentado por Brasil con “extremo cuidado”, ya que es su segundo socio comercial más grande, detrás de China.

El jefe de Estado brasileño ha instado a los productores de acero de Brasil y a sus clientes estadounidenses a trabajar juntos en busca de que el Gobierno y el Congreso en Washington modifiquen los aranceles anunciados por el inquilino de la Casa Blanca.

Si no hay una solución amigable muy rápida, formularemos una presentación en OMC, no unilateralmente, sino con todos los países que fueron perjudicados por esta medida”, declara el presidente de Brasil, Michel Temer, en alusión a los aranceles impuestos por EE.UU. a las importaciones de acero y aluminio.

 

Desde que Trump empezara su mandato, ha tomado medidas polémicas para cumplir su promesa de proteger a los trabajadores estadounidenses de las importaciones. Ante actos como el abandono del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) o el reciente anuncio de aranceles a las importaciones de acero, un 25 por ciento.

El ministro de Asuntos Exteriores de Brasil, Aloysio Nunes, señaló la semana pasada que la decisión “sin precedentes” de Trump ha puesto las relaciones entre EE.UU. y Brasil en “aguas inexploradas”, que incluso podrían conducir a represalias.

Los nuevos aranceles entrarán en vigor en un plazo de 15 días, indicó Trump, que apuntó a que la nueva medida no se aplicará “por ahora” a México y Canadá, dos países que renegocian con Estados Unidos los términos del TLCAN.

snz/ktg/hnb

Commentarios