• Protesta en Brasil.
Publicada: miércoles, 15 de abril de 2015 8:00

Sindicatos laborales de Brasil han llamado a todos los trabajadores del país a realizar este miércoles un paro nacional para reclamar su rechazo al proyecto de subcontratación laboral del Gobierno.

En este Día Nacional de la Paralización contra la propuesta de subcontratación vamos a protestar de diferentes maneras para defender los derechos laborales y presionar al Congreso para que detenga el análisis y aprobación de esa iniciativa.

En este Día Nacional de la Paralización contra la propuesta de subcontratación vamos a protestar de diferentes maneras para defender los derechos laborales y presionar al Congreso para que detenga el análisis y aprobación de esa iniciativa”, reza así la convocatoria de la Central Única de Trabajadores (CUT).

Para el presidente del gremio, Wagner Freitas, el Proyecto de Ley precarizador (PL4330) significa acabar con la ley del trabajo, legitimar el contrato fraudulento, los bajos salarios y las pésimas condiciones laborables.

En este contexto, la CUT ha asegurado que con el paro busca impedir que 45 millones de empleados con contratos fijos se conviertan en trabajadores tercerizados, con menos salarios y más horas de labor.

En esta amplia movilización, prevista a celebrarse en 30 ciudades de 24 de los 27 estados del Brasil, además de CUT, participarán los sindicatos del Central de Trabajadores Brasileña (CTB), Nova Central, Intersindical y Conlutas, el Movimiento de Trabajadores Rurales Sin Tierras, la Central de Movimientos Populares, el Frente de Lucha por Viviendas y la Unión Nacional de Estudiantes, entre otros.

Según las explicaciones del presidente de CTB, Adílson Araújo, actualmente, las empresas solo pueden contratar a otra entidad en ciertas actividades como de limpieza y tareas de seguridad, sin embargo, se ampliará esto a todos los servicios en caso de ser aprobado el proyecto.

La propuesta del Gobierno recibió la semana pasada el rechazo de 137 congresistas, pero 324 de los diputados votaron a favor del decreto. El paro convocado se produce en la segunda instancia de ese proyecto en la Cámara de Diputados, el cual de ser ratificado pasará a discusión en el Senado.

Durante la campaña electoral de octubre del año pasado, la actual presidenta Dilma Rousseff y el Partido de los Trabajadores (PT) negaron que tomarían medidas antipopulares y aseguraron que no se meterían con los derechos de los trabajadores.

Las encuestas publicadas el 24 de marzo, muestran que un 59,7 % de los brasileños apoya un juicio político contra la presidenta y su destitución, mientras que 34,7 % se mostró a favor de la gestión de la mandataria.

La popularidad de Rousseff, que comenzó su segundo mandato en enero, ha caído por el caso de corrupción en la compañía petrolera estatal Petrobras y la mala situación que se ha registrado en el país en el 2014.

msm/ktg/nal

Comentarios