• El presidente boliviano, Evo Morales.
Publicada: lunes, 17 de agosto de 2015 16:45

El presidente boliviano, Evo Morales, advierte sobre las ofensivas que actualmente amenazan los gobiernos antiimperialistas en Latinoamérica, especialmente las que vienen desde EE.UU.

Hay una ofensiva contra los países con gobiernos antiimperialistas. Ahora no pueden hacer golpes de Estado militares y civiles, tampoco conspiraciones desde el imperio, pero siento que hay otras formas de agresión política”, destaca Morales en una entrevista con el diario argentino Página12.

Hay una ofensiva contra los países con gobiernos antiimperialistas. Ahora no pueden hacer golpes de Estado militares y civiles, tampoco conspiraciones desde el imperio, pero siento que hay otras formas de agresión política”, destaca el presidente de Bolivia, Evo Morales. 

El mandatario boliviano recuerda que cuando en 2006 empezó su gestión, encaró un frente interno opositor y un frente externo de empresas petroleras que conspiraban, junto con la embajada de Estados Unidos, en contra del Gobierno a través de amenazas de no inversión, de chantaje y sabotaje.

Ante tal situación, explica, todos los líderes de la zona con los que hablé, me dijeron que tenía que tener mucho cuidado, que Estados Unidos es vengativo y rencoroso, menos Fidel Castro (Líder de la Revolución Cubana) quien me habló de salud, educación y responsabilidad del Estado para poder liderar una revolución en Bolivia.

A juicio del dignatario boliviano, los problemas que actualmente afectan a países como Brasil, Venezuela y Argentina, tienen claramente apoyos lanzados desde el imperio, que, cuando se da cuenta de que un gobierno progresista y antiimperialista es sólido, intenta destrozarlo por el lado político o el económico.

De izquierda a derecha: la presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, el mandatario venezolano, Nicolás Maduro, y la presidenta de Argentina, Cristina Fernández.

 

“La participación de EE.UU. en los chantajes y los condicionamientos de Venezuela es muy clara. Y en Argentina, los fondos buitre ¿de dónde vienen? (Ellos) tienen sus estructuras económicas para chantajearnos en Estados Unidos; esa es una agresión económica”, afirma Morales.

Al ser preguntado por la situación que atraviesa el Gobierno de la presidenta brasileña, Dilma Rousseff, Morales considera lo que ocurre como una agresión política; pues, agrega, el imperio quiere quitar el patrimonio político del gobernante Partido de los Trabajadores (PT) valiéndose del tema de la corrupción.

De acuerdo con Morales, la oposición interna y la externa usan la corrupción, los derechos humanos, la economía, para desgastara los países izquierdistas, y afirma que si algún gobierno de la derecha estuviera involucrado en temas de corrupción, Estados Unidos estaría salvándole especialmente.

A modo de colofón, el dignatario señala que pese a los intentos del imperio, que históricamente ha tratado de derrocado a los gobiernos progresistas, el pueblo latinoamericano siempre va a apoyar y a ratificar al gobierno que lo respalda y libera.

“Esa es nuestra experiencia. La posición bolivariana y revolucionaria está firme pese a las agresiones políticas y económicas. No son tiempos de imperios, sino de pueblos; no estamos en tiempos de oligarquía, sino de los movimientos sociales”, sentencia Morales.

El mandatario boliviano, caracterizado por expresar abiertamente su oposición al imperialismo, cuenta con el 66 % de aprobación, según resultados de una encuesta revelada en julio

mpv/ctl/mrk

Comentarios