• Fuera Áñez; así bolivianos exigen elecciones en septiembre
Publicada: miércoles, 29 de julio de 2020 0:41

Marchas de protesta se realizaron en toda Bolivia contra la postergación, por tercera vez, de las elecciones generales, so pretexto de la pandemia de COVID-19.

Elecciones ya, fuera golpistas, fuera (la presidenta de facto de Bolivia, Jeanine) Áñez, basta de persecución política, abajo la corrupción, son algunas de las consignas coreadas por miles de manifestantes que llevaron a cabo multitudinarias marchas de protesta el martes en todo el país.

Las movilizaciones fueron especialmente numerosas en ciudades como El Alto y Cochabamba, y estaban convocadas por organizaciones como la Central Obrera Boliviana (COB), en rechazo al anuncio del Tribunal Supremo Electoral de Bolivia de que los comicios se aplazan del 6 de septiembre al 18 de octubre, en espera de que puedan bajar el número de contagios por COVID-19 en el país andino.

En El Alto, la segunda mayor ciudad del país con cerca de un millón de habitantes, los indignados, entre ellos miembros de organizaciones de mineros llegados de otras partes del país y de distintos colectivos, llevaban un ataúd de cartón y un muñeco representando a Áñez.

 

En Cochabamba, los manifestantes gritaban consignas como “si no hay paz para el pueblo, no habrá paz para el Gobierno de facto”.

Hubo distintas reacciones ante las marchas desde el ámbito político, tanto de rechazo, por celebrarse protestas pese a estar prohibidos actos sociales para evitar contagios del coronavirus; como a favor, exigiendo que la pandemia no sea excusa para posponer indefinidamente la cita electoral.

El Tribunal Supremo Electoral (TSE) postergó la semana pasada los comicios al 18 de octubre para facilitar la votación con menor riesgo de contagios, pues a principios de septiembre la curva de positivos podría estar aún en aumento.

El ente electoral ya había pospuesto en dos ocasiones los comicios: La primera vez designó el 3 de mayo y la segunda el 2 de agosto como fecha para la votación.

Bolivia tiene que elegir presidente, vicepresidente, diputados y senadores, tras quedar anulados los comicios del pasado 20 de octubre, en los que el entonces presidente Evo Morales consiguió su cuarto mandato consecutivo, pero se vio forzado a renunciar en noviembre a su cargo, para preservar la paz en el país andino debido a la arremetida golpista y violenta de la oposición, apoyada por EE.UU.

Áñez asumió entonces el poder con un mandato interino primero hasta el 22 de enero de este año, cuando debía empezar una nueva legislatura, luego ampliado hasta que salga un nuevo Gobierno de las elecciones, a las que se presenta como candidata por la alianza Juntos.

Morales, cuyo partido el Movimiento al Socialismo (MAS), encabeza las encuestas en cuanto a las intenciones de voto, ha venido denunciando que el gobierno golpista pretende perpetuarse mediante el aplazamiento de las elecciones.

ftm/ncl/hnb