• MAS amnistiará a los líderes políticos de las protestas de Bolivia
Publicada: sábado, 7 de diciembre de 2019 15:46
Actualizada: sábado, 7 de diciembre de 2019 18:31

Diputados de Bolivia, mayoritariamente del Movimiento al Socialismo (MAS), aprueban una ley para amnistiar a los dirigentes políticos de las protestas.

La Ley de Garantías evita detener y procesar a los “líderes sociales, dirigentes sindicales, de los pueblos indígenas originarios campesinos, comunidades interculturales y afrobolivianos” que estuvieron detrás de las protestas.

 “Ley de Garantías de los derechos constitucionales no es una ley que busca la impunidad. Esta ley no es más que la consolidación de los acuerdos que se llegaron con la participación de la Conferencia Episcopal, las Naciones Unidas y otros entes internacionales”, aseguró el presidente de la Cámara Baja, del MAS, Sergio Choque.

La Cámara de Diputados, controlada por el MAS, aprobó el viernes esta ley y fue enviada al Senado para su estudio y aprobación definitiva, sin embargo, la presidenta del Gobierno de facto de Bolivia, Jeanine Áñez, ya anunció que vetará la ley.

Ley de Garantías de los derechos constitucionales no es una ley que busca la impunidad. Esta ley no es más que la consolidación de los acuerdos que se llegaron con la participación de la Conferencia Episcopal, las Naciones Unidas y otros entes internacionales”, aseguró el presidente de la Cámara Baja, del MAS, Sergio Choque.

El MAS avisa que promulgará la Ley en el Senado, también de mayoría “masista”, si el Gobierno la veta. Está previsto que el Senado respalde el documento y lo remita al Ejecutivo para su promulgación.

Después de ser sancionado el proyecto de ley, la norma será enviada al Ejecutivo que tiene 10 días para pronunciarse. En caso de que sea vetada, la ley podría ser promulgada por el Legislativo.

“Si no cumple [el Ejecutivo con la promulgación] nosotros a través del Senado lo vamos a promulgar”, insiste Choque, según reporta la agencia de noticias boliviana ABI. Repite que la aprobación de esta ley consolida acuerdos donde participaron como mediadores la Iglesia, organizaciones sociales y el gobierno de facto.

Después de que el presidente depuesto de Bolivia, Evo Morales, renunció de su cargo el 10 de noviembre tras una ola de protestas orquestada por la oposición, se autoproclamó un Gobierno de facto, lo que provocó protestas masivas del pueblo y una brutal represión policial.

LEER MÁS: Morales denuncia violaciones de DDHH por parte del gobierno de Áñez

En este sentido, de acuerdo con el proyecto de Ley, los familiares de los muertos durante los enfrentamientos recibirán una indemnización tras una evaluación rápida y las personas heridas en las movilizaciones sociales registradas a partir del 21 de octubre se beneficiarán de servicios médicos públicos y privados de manera gratuita.

LEER MÁS: Represión de militares lleva a Bolivia a un callejón sin salida

LEER MÁS: ONU: en Bolivia se registran graves violaciones a los DDHH

nkh/nii/