• El representante permanente de Bolivia ante la ONU, Sacha Llorenti, Nueva York, 16 de octubre de 2018.
Publicada: miércoles, 17 de octubre de 2018 0:57
Actualizada: miércoles, 17 de octubre de 2018 2:01

Estados Unidos carece de autoridad moral para hablar de derechos humanos, afirma el representante permanente de Bolivia ante las Naciones Unidas, Sacha Llorenti.

La campaña contra Cuba denominada Jailed for what (encarcelados por qué) lanzada por EE.UU. en la sala del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas (CSNU) buscaba llamar la atención de la comunidad internacional sobre la existencia de unos 130 “prisioneros políticos” en Cuba, algo que, según Washington, es una “señal explícita de la naturaleza represora del régimen” y una “violación flagrante de las libertades fundamentales”.

Inmediatamente, Bolivia alzó la voz y rechazó rotundamente la postura de la misión estadounidense, y señaló que cuando a EE.UU. no le conviene, rechaza el Acuerdo de París sobre el cambio climático, el pacto global sobre migración y le da la espalda al Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas (CDHNU).

Pero cuando necesitan el logo de la ONU para su campaña política, “utiliza los salones de Naciones Unidas haciendo un mal uso de las instalaciones de ese organismo internacional”, acusó Llorenti.

¿Por qué no organizamos una reunión sobre los abusos y las torturas en las cárceles norteamericanas en Guantánamo y en Abu Ghraib, o sobre el millón de muertos en Irak o las decenas de miles de muertos después de la invasión en Libia y todas sus consecuencias?, cuestionó el representante boliviano.

 

El evento del martes se celebró pese a que Cuba había solicitado que se cancelara al secretario general de la ONU, António Guterres, argumentando que, en realidad, suponía empañar el nombre del organismo en un acto contra un Estado miembro.

La misión permanente de Cuba adujo que un acto de ese tipo constituye una contravención de los propósitos y principios de la Carta de la ONU.

También se escucharon consignas como “Cuba sí, bloqueo no” o voces en contra del secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, quien, a su vez, denunció que el “modelo cubano de represión y opresión” se ha exportado a otros países como Venezuela.

lvs/alg/nii/

Comentarios