• El presidente argentino, Mauricio Macri (izda.), encabeza una reunión de Gabinete en la Casa Rosada.
Publicada: miércoles, 7 de junio de 2017 17:48

Mientras su popularidad cae cada día más, el presidente de Argentina ordena más ajustes económicos para el próximo año 2018.

“(Mauricio) Macri les ordenó a todos sus ministros que presenten en los próximos días un informe con eliminación de gastos para el año próximo. El objetivo es diseñar un proyecto de ley de presupuesto mucho más austero para 2018, con un fuerte recorte de gastos”, ha informado este miércoles el diario local La Nación.

El presidente lo exigió ayer martes en una reunión con su Gabinete, explica el medio. El nuevo plan de austeridad se presenta con el pretexto de solucionar ‘problemas’ causados por el Ejecutivo de la predecesora de Macri en la presidencia, Cristina Fernández de Kirchner, según indicó la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich.

No obstante, todo esto sucede en momentos en que la Administración de Mauricio Macri bate récords de deuda (casi 46 mil millones de dólares) y la cifra de déficit fiscal supera las más altas de la historia. Además, se enfrenta a masivas protestas antigubernamentales por sus polémicas medidas, como el despido de trabajadores, el aumento en las tarifas de los servicios públicos y una inflación que bordea el 40 %.

Macri les ordenó a todos sus ministros que presenten en los próximos días un informe con eliminación de gastos para el año próximo. El objetivo es diseñar un proyecto de ley de presupuesto mucho más austero para 2018, con un fuerte recorte de gastos”, ha informado el diario argentino La Nación.

 

A pesar de todo eso, la Casa Rosada pretende imponer “un recorte grande el año que viene”, para el cual “se van a fijar prioridades”, según ha confiado a La Nación un alto funcionario. Además, se buscaría aplicar un recorte real del gasto primario nominal de entre el 5 y el 9 por ciento.

Pero ese porcentaje aún no ha sido definido, agrega el texto, y se presentará el próximo 15 de septiembre, como fija la ley, pero los recortes se harán sólo en 2018, luego de las elecciones legislativas del 22 de octubre próximo.

Según la nota, Macri ha encargado al ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, que hable con el resto del Gabinete para que hagan el mencionado recorte. “Vamos a trabajar muy fuerte sobre los gastos corrientes, los gastos operativos superfluos e ineficientes, para tener un presupuesto real y pensar mucho dónde poner la plata”, ha dicho otro alto funcionario al diario argentino.

bhr/mla/snr/nal

Comentarios