• Vicecanciller de Alemania, Sigmar Gabriel.
Publicada: lunes, 4 de enero de 2016 18:31
Actualizada: lunes, 4 de enero de 2016 19:28

El vicecanciller alemán, Sigmar Gabriel, advierte a Arabia Saudí de que Berlín revisará la exportación de armamentos al reino árabe en respuesta a las recientes ejecuciones en masa.

Ahora tendremos que revisar si en el futuro debemos adoptar una postura más crítica hacia la venta de armas que hemos suministrado hasta el momento a Arabia Saudí para su defensa nacional”, ha indicado este lunes Sigmar Gabriel en declaraciones a la agencia local de noticias DPA.

Ahora tendremos que revisar si en el futuro debemos adoptar una postura más crítica hacia la venta de armas que hemos suministrado hasta el momento a Arabia Saudí para su defensa nacional”, advierte el vicecanciller alemán, Sigmar Gabriel.

Gabriel, que funge también de ministro de Economía, ha defendido lo que considera “el derecho de Alemania a negarse a suministrar tanques de combate o rifles de asalto G36”, en alusión a la negativa de Berlín a vender los fusiles Heckler y Koch G36 y otras armas militares a Arabia Saudí.

Un soldado estadounidense dispara un rifle de asalto alemán G36.

 

Según DPA, las exportaciones de Alemania a Arabia Saudí en el año pasado incluían barcos de patrulla, vehículos todoterreno, equipo y piezas para aviones de combate, vehículos blindados, así como aviones no tripulados (dron).

Este mismo lunes, el dirigente del partido Los Verdes de Alemania, Cem Oezdemir, ha exigido al Gobierno de Berlín prohibir las exportaciones de armamentos a Arabia Saudí tras la ejecución el sábado en el país árabe de 47 personas, entre ellas el prominente clérigo opositor chií el sheij Nimr Baqer al-Nimr, y las posteriores tensiones entre Riad y Teherán, cuyas relaciones diplomáticas han sido cortadas.

“Todos estamos interesados en que ambos países (Irán y Arabia Saudí) entren en razón. Pero también resulta necesario que el Gobierno Federal (de Alemania) mantenga conversaciones claras con los saudíes, en vez de suministrarles armas”, ha recalcado Oezdemir.

Para el líder de Los Verdes, las masivas ejecuciones realizadas por Riad constituyen una clara violación de los derechos humanos.

La ejecución de la destacada figura de la oposición saudí fue duramente criticada por grupos pro derechos humanos, varios gobiernos europeos y EE.UU y desató la ira y las protestas entre las comunidades chiíes de toda la región.

Arabia Saudí ejecutó a más de 150 personas en 2015, el primer año del reinado de Salman bin Abdulaziz, una cifra muy superior a las 88 ejecuciones registradas en 2014.

mjs/ctl/nal

Comentarios