• El ministro de Exteriores de Argelia, Ramtane Lamamra.
Publicada: domingo, 8 de agosto de 2021 14:23
Actualizada: domingo, 8 de agosto de 2021 16:14

Argelia advierte que la insistencia de la Comisión de la Unión Africana (UA) en la membrecía de Israel podría resultar en la ruptura del bloque regional.

El ministro de Exteriores de Argelia, Ramtane Lamamra, cargó el sábado contra el presidente de la Comisión de la UA, Moussa Faki Mahamat, por defender su polémica decisión el mes pasado de otorgar al régimen de Israel el estatus de observador en el bloque africano y avisó que la medida tendrá graves consecuencias.

“Moussa Faki Mahamat trató de defenderse [frente a las crecientes condenas por el paso] y, en consecuencia, hizo las últimas declaraciones. No es consciente de las consecuencias que causará la decisión”, dijo el canciller argelino en una entrevista con el diario local Al-Fadjr.

Lamamra aseguró que los comentarios de Faki no disuadirán a Sudáfrica, Túnez, Eritrea, Senegal, Tanzania, Níger, Comoras, Gabón, Nigeria, Zimbabwe, Liberia, Mali y Seychelles de despojar a Israel de su reciente estatus de observador de la UA.

El viernes, Mahamat defendió la decisión del órgano ejecutivo del bloque de incorporar a Israel como observador a pesar de las quejas de muchos países miembros y afirmó que la medida se toma sobre la base del reconocimiento del régimen de Tel Aviv por parte de varios integrantes de la UA.

 

Las afirmaciones de Mahamat tuvieron lugar una semana después de que se diera a conocer que Argelia estaría preparando una iniciativa junto a otra decena de países para intentar expulsar a Israel del bloque en apoyo a Palestina.

El canciller argelino había avisado anteriormente que su país no se quedaría de brazos cruzados con la medida del órgano ejecutivo de la Unión Africana, denunciando “que la decisión fue tomada sin el beneficio de amplias consultas previas con todos los Estados miembros”.

Israel se reintegró el 22 de julio como miembro observador en la Unión Africana, la mayor organización del continente compuesta por 54 países. El régimen de Tel Aviv ya había perdido ese lugar tras el paso de la Organización de la Unidad Africana (OUA) a la UA en 2002. 

El lenguaje a favor de Palestina suele aparecer en las declaraciones pronunciadas en las cumbres anuales de la UA. El propio bloque africano concedió a Palestina el estatus de observador en 2013 un año después de que se le otorgara el estatus de no-miembro observador en la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

El régimen de Tel Aviv, por su parte, durante muchos años hizo esfuerzos para acercarse al bloque regional africano, y conseguir su aceptación bajo el estatus de observador, porque el régimen sionista necesita dicho privilegio para reducir los apoyos a las múltiples resoluciones de la ONU, el Consejo de Derechos Humanos o el Consejo de Seguridad, contrarias a sus políticas de ocupación y la expansión de asentamientos ilegales.

ftm/tqi/rba