• Integrantes de Talibán en la provincia de Kandahar, Afganistán, 30 de octubre de 2021. (Foto: AFP)
Publicada: lunes, 29 de noviembre de 2021 17:20
Actualizada: lunes, 29 de noviembre de 2021 19:27

Talibán infiltró agentes secretos en el Gobierno de Afganistán, lo que facilitó al grupo armado tomar el poder en el país asiático, revela un informe.

Los agentes secretos de los talibanes, infiltrados en diversos estamentos gubernamentales, desempeñaron un papel clave en la toma de Kabul (la capital afgana) el pasado agosto, en medio de la apresurada retirada estadounidense del país devastado por la guerra, sostuvo el domingo el diario norteamericano The Wall Street Journal (WSJ).

Según el informe, los agentes encubiertos de Talibán, bien afeitados, con pantalones jeans y gafas de sol, pasaron años infiltrándose en ministerios, universidades, empresas y organizaciones de ayuda del Gobierno afgano; esperaron la oportunidad de ayudar al grupo armado a regresar después de 20 años y derrocar al Gobierno, entonces presidido por Ashraf Qani y respaldado por EE.UU. en Kabul.

“Contamos con agentes en todas las organizaciones y departamentos. Las unidades que ya teníamos presentes en Kabul tomaron el control de las ubicaciones estratégicas. Teníamos incluso agentes en la oficina que estoy ocupando hoy”, afirmó Muhamad Salim Saad, un excomandante talibán que ahora dirige el centro de comando de seguridad del aeropuerto de Kabul, citado por WSJ.

 

Mohamad Rahim Omari, otro comandante de los talibanes —que había estado trabajando encubierto en el negocio de comercio de gasolina de su familia en Kabul—, afirmó que fue enviado a un complejo del servicio de inteligencia afgano junto con otras 12 fuerzas que desarmaron a los oficiales de servicio y les impidieron destruir computadoras y archivos.

Otros agentes secretos se dispersaron por la capital para ocupar otras organizaciones gubernamentales y militares desde adentro, mientras que las fuerzas más convencionales de los talibanes permanecieron fuera de las puertas de Kabul, detalla el texto.

Tomaron posesión de instalaciones clave una tras otra, antes de llegar al aeropuerto de Kabul, donde las tropas estadounidenses estaban realizando una evacuación masiva, añade el informe.

Efectivamente, después de la fallida salida de Estados Unidos de Afganistán, el grupo tomó el control del país, colocando a estos agentes secretos en puestos estratégicos del gobierno, que aun no ha sido reconocido por la comunidad internacional.

ftn/ncl/tqi/rba