• Militares estadounidenses se enfrentan a civiles sirios en una región residencial en la provincia de Al-Hasaka, 12 de febrero de 2020. (Foto: AFP)
Publicada: domingo, 16 de febrero de 2020 18:12
Actualizada: domingo, 16 de febrero de 2020 18:41

Rusia denuncia que los “actos ilícitos” de EE.UU. son la principal causa de los choques entre las tropas norteamericanas y los civiles en el noreste de Siria.

El jefe del Centro para la Coordinación de las Fuerzas Armadas rusas en Siria, el general de división Yakov Rezantsev, ha ofrecido este domingo nuevos detalles sobre un incidente ocurrido el pasado miércoles, en el que un adolescente de 14 años murió y un hombre resultó herido a raíz de un enfrentamiento entre civiles y militares de EE.UU. cerca de la ciudad de Al-Qamishli, en la provincia siria de Al-Hasaka (noreste).

De acuerdo con el militar ruso, el enfrentamiento tuvo lugar después de que un convoy militar de EE.UU. se dirigiera a las zonas residenciales, donde un grupo de civiles sirios impidió su paso y arrojó piedras contra los vehículos estadounidenses.   

El incidente “se produjo a raíz de los actos ilícitos de los militares de la coalición norteamericana. Ellos se desviaron tres kilómetros y medio de la ruta planeada y violaron todos los acuerdos. Decidieron pasar por la localidad, con lo que fomentaron el descontento de la población local”, ha detallado Rezantsev.

Cuando se intensificaron los choques, dos jóvenes sirios abrieron fuego contra los militares norteamericanos. Por su parte, los soldados de EE.UU. dispararon balas de goma y lanzaron bombas de humo contra los indignados sirios.

 

“Gracias a los esfuerzos de las tropas rusas que llegaron al lugar del suceso, se logró impedir una mayor escalada del conflicto con los residentes locales y garantizar la salida del convoy de las Fuerzas Armadas de EE.UU. hacia el punto de estacionamiento en la localidad de Himo, provincia de Al-Hasaka”, ha agregado Rezantsev.

En las últimas semanas, las zonas noroccidentales de Siria —prósperas en hidrocarburos— han sido escenario de una escalada provocada por EE.UU., cuyas tropas se han medido en varias ocasiones con las fuerzas sirias y rusas.

Washington revirtió su anterior decisión de retirar todas sus tropas de Siria y tiene desplegados, mayormente en el norte del territorio árabe, cientos de militares y vehículos blindados, alegando apoyar a sus aliados y “proteger” los pozos de petróleo de los grupos terroristas.

El Gobierno de Damasco, empero, ha denunciado la presencia ilegal de EE.UU. en su territorio y acusa a Washington de saquear flagrantemente los recursos petroleros sirios ante el mutismo internacional.

myd/anz/hnb

Comentarios