• El embajador ruso ante la ONU, Vitali Churkin, interviene durante la ceremonia de nombramiento del secretario general en la 70ª sesión de la Asamblea General de las Naciones Unidas en Nueva York, 13 de octubre de 2016.
Publicada: lunes, 20 de febrero de 2017 17:18
Actualizada: lunes, 20 de febrero de 2017 19:37

El embajador ruso ante la ONU, Vitali Churkin, ha fallecido en Nueva York, informa este lunes la Cancillería de Rusia.

"El 20 de febrero, a un día de cumplir 65 años, falleció en Nueva York el representante permanente de Rusia ante la Organización de las Naciones Unidas (ONU), Vitali Churkin", apostilla el comunicado publicado en la página Web del ente.

La nota destaca que Churkin, que encabezó la representación rusa ante la ONU desde el año 2006, "falleció al cumplir su deber profesional".

La pérdida que Rusia ha sufrido es insustituible, el embajador Churkin siguió trabajando hasta el último momento y dedicó toda su vida a proteger los intereses de Rusia en el extranjero, siempre en la primera línea, tomando los nombramientos más difíciles", ha dicho el representante permanente adjunto de Rusia ante la ONU, Yevgeni Zagainov.

Fuentes oficiales citadas por el diario estadounidense New York Daily News hablan de un aparente ataque cardiaco. "Los agentes de policía que llegaron al consulado ruso a las 09:30 de la mañana, hora local, encontraron al diplomático en un paro cardiaco", han comentado las fuentes.

El embajador ruso fue declarado muerto en el Hospital Presbiteriano de Nueva York, y la policía ha descartado cualquier caso sospechoso implicado en su muerte. Por el momento, las autoridades rusas no han hecho declaraciones al respecto.

Vitali Churkin, nacido en 1953 en Moscú, capital de Rusia, desempeñó diversos cargos, entre ellos director del Departamento del Ministerio de Relaciones Exteriores de la Unión Soviética y de la Federación Rusa. También fungió como embajador ruso en Bélgica (1994-1998) y embajador de Rusia en Canadá (1998-2003).

Recibió un doctorado en historia en la Academia Diplomática de la Unión Soviética en 1981, y hablaba con fluidez el ruso, mongol, francés e inglés.

"La pérdida que Rusia ha sufrido es insustituible, el embajador Churkin siguió trabajando hasta el último momento y dedicó toda su vida a proteger los intereses de Rusia en el extranjero, siempre en la primera línea, tomando los nombramientos más difíciles", ha dicho el representante permanente adjunto de Rusia ante la ONU, Yevgeni Zagainov.

La noticia ha sorprendido al viceportavoz de la Secretaría General de las Naciones Unidas, Farhan Haq, quien ha expresado su gran pesar por el fallecimiento del diplomático ruso, y ha ofrecido sus condolencias a la familia de Churkin y al Gobierno ruso.

 

Durante su mandato en Nueva York, Churkin, padre de dos hijos, defendió siempre la posición de Rusia ante el Consejo de Seguridad de la ONU, a veces entrando en duelos verbales con las potencias occidentales. En varias ocasiones también, aprovechó el derecho a veto de su país para negar algunos proyectos de resolución, entre ellos uno sobre Siria en 2012.

ftm/ctl/rba/nal

Commentarios