• El representante permanente de Siria ante la Organización de las Naciones Unidas (ONU), Bashar al-Yafari.
Publicada: sábado, 4 de junio de 2016 1:12
Actualizada: sábado, 4 de junio de 2016 2:20

El Reino Unido y Francia sabotean las conversaciones de paz sirias al no respetar la soberanía del país árabe y al no detener el flujo de terroristas, indicó el embajador sirio para la ONU, Bashar al-Yafari.

"Si esos Estados estuviesen interesados ​​en el bienestar de los sirios, habrían realizado esfuerzos genuinos para detener el flujo de terroristas en el país y habrían ayudado a alcanzar una solución política liderada por Siria para la crisis, en lugar de apoyar a ciertos actores árabes y de la región en un intento por sabotear el proceso político (sirio) en su totalidad", denunció el viernes Al-Yafari ante los medios.

El diplomático sirio insistió en que la Carta de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) requiere al organismo mundial que se respete la soberanía de los Estados miembros.

Si esos estados estuviesen interesados ​​en el bienestar de los sirios, habrían realizado esfuerzos genuinos para detener el flujo de terroristas en el país y habrían ayudado a alcanzar una solución política liderada por Siria para la crisis, en lugar de apoyar a ciertos actores árabes y de la región en un intento por sabotear el proceso político (sirio) en su totalidad", reprochó el enviado sirio para la ONU, Bashar al-Yafari.

"En la mayoría de los casos, esos miembros del Consejo (de Seguridad) apuntan a violar la soberanía de Siria y socavar el papel efectivo del Gobierno en la entrega de ayuda humanitaria, en un intento por demonizar al Gobierno sirio", argumentó Al-Yafari.

Un convoy de la Media Luna Roja con ayuda humanitaria, en cooperación con la ONU, llega a una zona controlada por grupos terroristas, en las afueras de la capital siria de Damasco, 23 de febrero de 2016.

 

Los representantes de Francia y el Reino Unido han acusado a Siria de impedir el envío de ayuda humanitaria a zonas del país árabe, incluso han pedido a la ONU que continúe con los planes de lanzar la ayuda por vía aérea, a pesar de que podría crear serios problemas de seguridad.

La ONU indicó el jueves que tendrían que usar helicópteros para enviar ayuda a una serie de zonas en el territorio sirio. No obstante, el embajador ruso ante este órgano, Vitali Churkin, advirtió el viernes de que los helicópteros podrían ser objetivos fáciles para los terroristas y denunció además que durante la reunión del Consejo de Seguridad nadie quiso hablar de terrorismo, pese a su insistencia en hablar sobre el flujo de armas y combatientes desde Turquía.

La última ronda de negociaciones indirectas de Ginebra (Suiza) para acordar una transición política en el país que posibilite el fin de la guerra a través del diálogo, se encalló en abril después de que el grupo opositor auspiciado por Arabia Saudí abandonase la mesa

snr/ctl/rba

Commentarios