• Fuerzas del Movimiento de Resistencia Islámica de Irak, conocido como Kataeb Hezbolá, en un enfrentamiento con los terroristas.
Publicada: domingo, 29 de diciembre de 2019 17:26
Actualizada: lunes, 30 de diciembre de 2019 1:12

En una clara violación de la soberanía de Irak, EE.UU. ha bombardeado este domingo varias posiciones de las fuerzas populares del país árabe, dejando 25 muertos.

Según han informado medios locales, aeronaves no tripuladas (drones) estadounidenses han atacado varias bases del Movimiento de Resistencia Islámica de Irak, conocido como Kataeb Hezbolá, en la provincia occidental de Al-Anbar.

De acuerdo con informes preliminares, al menos quince personas han muerto y decenas han resultado heridas en el ataque aéreo lanzado por EE.UU., que tenía por blanco el distrito occidental de Al-Qaim, en la frontera con Siria.

Por su parte, el centro de mando de Kataeb Hezbolá, que forma parte de las Unidades de Movilización Popular de Irak (Al-Hashad Al-Shabi, en árabe), ha confirmado el ataque aéreo estadounidense contra sus brigadas en la frontera sirio-iraquí, informando también de que el asalto se ha cobrado varias víctimas mortales, entre las que se incluye un comandante militar.

A su vez, el Departamento de Defensa de EE.UU. (el Pentágono) ha comunicado que su Fuerza Aérea había apuntado contra tres bases pertenecientes a la citada milicia en territorio iraquí y otras dos dentro de Siria.

 

En esta misma línea, el portavoz del Pentágono, Jonathan Hoffman, ha alegado que el ataque se ha llevado a cabo “en respuesta a los reiterados ataques que realiza Kataeb Hezbolá contra las bases iraquíes que acogen a las fuerzas de la Operación Resolución Inherente (de EE.UU.)”.

Esta ofensiva aérea tiene lugar después de que un contratista estadounidense muriera el pasado viernes en un ataque con un cohete contra una base militar iraquí cerca de la ciudad de Kirkuk, donde están desplegadas las tropas de Estados Unidos. Washington responsabilizó, no obstante, de este incidente a las fuerzas lideradas por las Al-Hashad Al-Shabi.

Las Al-Hashad Al-Shabi, que integran oficialmente parte de las Fuerzas Armadas de Irak, se formaron en 2014 conforme a una “fatwa” (edicto religioso) emitida por el máximo clérigo chií de Irak, el ayatolá Seyed Ali Sistani, en la que llamó al pueblo a luchar, junto a las fuerzas gubernamentales, contra los terroristas.

Esta fuerza popular ha desempeñado precisamente un rol determinante en la lucha contra el terrorismo y la derrota de la banda ultraviolenta EIIL (Daesh, en árabe), creada por varios países occidentales, en particular EE.UU.

En venganza por sus continuas victorias frente a los elementos extremistas, Washington anunció recientemente la aplicación de una serie de sanciones contra tres líderes de las fuerzas populares de Irak que han sido bastante activos en la lucha antiterrorista de Bagdad.

myd/anz/hnb

Comentarios