• La vicepresidenta del Gobierno español, Soraya Sáenz de Santamaría, habla durante una sesión parlamentaria.
Publicada: jueves, 14 de septiembre de 2017 9:57

La vicepresidenta del Gobierno español afirma que el Ejecutivo tiene ‘todos los escenarios previstos’ y no le ‘temblará el pulso’ ante medidas de Puigdemont.

En una entrevista a la cadena española Telecinco, Soraya Sáenz de Santamaría ha advertido de que al Gobierno central “no le temblará el pulso” a la hora de activar cualquier medida que impida la celebración del referéndum independentista, promovido por el presidente de la Generalitat de Cataluña, Carles Puigdemont. 

“No se puede colaborar ni participar en el referéndum. Cualquier acto preparatorio tendrá una respuesta. No se pueden ceder locales para la campaña ni se puede emitir publicidad. Todo tendrá la debida respuesta con la ley en la mano”, ha alertado Sáenz de Santamaría en referencia a las votaciones de la consulta soberanista previstas para el próximo 2 de octubre.

La número dos del Gobierno español, de igual manera, ha arremetido contra los alcaldes catalanes que expresaron su apoyo a la ley del referéndum que separaría a Cataluña de España y les ha avisado que se verán “ante la Justicia” por las consecuencias de su actitud.

No se puede colaborar ni participar en el referéndum. Cualquier acto preparatorio tendrá una respuesta. No se pueden ceder locales para la campaña ni se puede emitir publicidad. Todo tendrá la debida respuesta con la ley en la mano”, alerta la vicepresidenta del Gobierno español, Soraya Sáenz de Santamaría.

 

Ayer miércoles el fiscal general del Estado español, José Manuel Maza, envió una instrucción a los fiscales de Cataluña para que soliciten la citación como imputados de todos los alcaldes que respalden el referéndum soberanista.

En otra parte de sus declaraciones, Sáenz de Santamaría ha señalado que el Gobierno español se sentará en la mesa de diálogo con Puigdemont, una vez que este “dé marcha atrás en todo”.

Cabe mencionar que el Gobierno central, en manos del conservador Partido Popular (PP), ha rechazado con rotundidad la consulta sobre una hipotética independencia de la región respecto del resto de España.

tqi/ncl/mkh

Commentarios