• El presidente de Bolivia, Evo Morales, da un discurso, Brasil, 5 de diciembre de 2017.
Publicada: miércoles, 6 de diciembre de 2017 22:13
Actualizada: jueves, 7 de diciembre de 2017 1:22

El presidente de Bolivia rechaza la medida de Donald Trump sobre Al-Quds (Jerusalén) que perturba la estabilidad en la región.

“Expresamos nuestra profunda indignación y condenamos la decisión unilateral de EE.UU. sobre Jerusalén. Viola el derecho internacional y provocará más inestabilidad en la región”, ha tuiteado este miércoles el mandatario boliviano, Evo Morales.

De igual manera, ha agregado que, con esa última decisión, el presidente estadounidense, Donald Trump, ha vuelto a mostrar la “amenaza” que supone Washington para “la paz y la justicia” en el mundo.

“Con la salida del Acuerdo de París, el rechazo a las negociaciones del Pacto Mundial sobre Migración y ahora esta decisión unilateral sobre Jerusalén, EE.UU. se ratifica como una amenaza contra la paz, la justicia y la Madre Tierra”, ha señalado en otro comentario.

Expresamos nuestra profunda indignación y condenamos la decisión unilateral de EE.UU. sobre Jerusalén. Viola el derecho internacional y provocará más inestabilidad en la región”, ha tuiteado el mandatario boliviano, Evo Morales.

Morales ha transmitido, asimismo, la solidaridad de Bolivia con el pueblo palestino y ratificado el respaldo de su país a encontrar una solución para el asunto de Palestina.

El embajador de Bolivia ante la ONU (Organización de las Naciones Unidas), Sacha Llorenti, había afirmado con anterioridad que solicitaría al Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (CSNU) una reunión sobre este tema. 

“Bolivia pedirá a la presidencia del Consejo programar una reunión abierta sobre el asunto, lo antes posible (…). Amenazará no solo el proceso de paz, sino también la paz y seguridad internacional”, censuró.

A pesar de todas las críticas, el presidente de EE.UU. ha acabado reconociendo oficialmente a Al-Quds como la capital del régimen israelí y ha ordenado que la embajada de Estados Unidos se traslade de Tel Aviv (oeste de la Palestina ocupada) a esa ciudad. Su declaración ya ha generado una ola de condenas.

La ONU, la Unión Europea (UE), el Reino Unido, Irán, Rusia y los principales países árabes, entre otros, han rechazado la decisión de Trump, pues, conforme han advertido, conllevará consecuencias peligrosas para la región.

mnz/anz/aaf/rba

Commentarios