• Trabajadores desinfestan calles en Saná, capital yemení, como parte de medidas para contrarrestar COVID-19, 6 de mayo de 2020. (Foto: AFP)
Publicada: jueves, 7 de mayo de 2020 8:15
Actualizada: viernes, 8 de mayo de 2020 11:54

La Organización Mundial de la Salud (OMS) alerta que el nuevo coronavirus podría contagiar todo Yemen, país devastado por más de cinco años de agresión saudí.

El temible virus podría propalarse rápidamente y contagiar a la gran mayoría de los yemeníes, advirtió la OMS, según citaron distintos medios el miércoles.

El ente internacional añadió que rápida propagación de la COVID-19 está relacionada con los ínfimos niveles de inmunidad de la población yemení en comparación con otras naciones.

En un informe publicado el sábado en su página oficial, la organización afirmó que, hasta la fecha, siete casos de contagios por coronavirus fueron detectados en el sur de Yemen, donde también murieron dos pacientes.

El brote de COVID-19, de hecho, se suma a la tragedia que vive Yemen que enfrenta ataques de los saudíes y sus aliados, que han dejado en ruinas la infraestructura económica y sanitaria del país, considerado el más pobre del mundo árabe.

 

El ministro de Sanidad del Gobierno yemení, Taha al-Mutavakel, anunció el martes la primera muerte por el nuevo coronavirus en Saná, capital yemení; se trata de un somalí recién llegado a este país árabe que dio positivo el 10 de abril a la COVID-19.

La situación aún es peor en la ciudad de Adén, sur de Yemen, donde se ha registran más de 100 muertos en los últimos días por la enfermedad. La población se ha visto obligada a cavar fosas comunes para albergar a las víctimas.

Diferentes autoridades yemeníes y del movimiento popular Ansarolá señalaron, a su vez, que el nuevo coronavirus había sido llevado a Yemen en el marco de un plan urdido por EE.UU., el régimen saudí y el Reino Unido.

Para nadie es un secreto que las difíciles condiciones en las que sobreviven los yemeníes a causa de la violencia que aqueja a sus tierras desde la escalada del conflicto bélico saudí iniciado en marzo de 2015, disminuye a lo más mínimo las capacidades para superar epidemias como la del coronavirus, por lo que desde hace días la Organización de Naciones Unidas (ONU) reforzó su llamado al diálogo con las partes beligerantes.

Se estima que cerca del 80 % de la población yemení, que según el Censo de 2019 equivale a poco más de 29 millones de personas, depende de las ayudas internacionales para poder suplir sus necesidades básicas.

ask/ncl/mjs/hnb