• Misiles balísticos Qaher M-2, de fabricación yemení, presentados en Saná, capital de Yemen.
Publicada: jueves, 27 de junio de 2019 0:38
Actualizada: jueves, 27 de junio de 2019 2:48

Las fuerzas yemeníes tienen planeado emplear nuevos misiles balísticos y aeronaves no tripuladas (drones) en su guerra contra Arabia Saudí y sus aliados.

El portavoz de las Fuerzas Armadas de Yemen, el general Yahya Sari, ha anunciado este miércoles que su país desvelará, “muy pronto”, la última línea de producción de la industria militar yemení, precedida por unos avanzados drones y sistemas de misiles balísticos.

“La presentación de nuevas armas supondrá un cambio sustancial en la historia del Ejército yemení, especialmente aquellas que fueron probadas con éxito en ensayos experimentales, y demostraron su efectividad en el campo de batalla y están equipadas con tecnologías avanzadas”, ha agregado Sari en una rueda de prensa ofrecida en Saná, la capital de Yemen.

El general yemení ha destacado, además, que expertos militares, tanto del Ejército como del movimiento popular Ansarolá, están trabajando denodadamente para desarrollar las capacidades militares y defensivas del país a fin de poder cesar así la violenta agresión que ha lanzado Arabia Saudí contra su territorio.

“Esto se enmarca en nuestro derecho legítimo a defender a nuestro país, a nuestro pueblo, así como nuestra religión y dignidad”, ha sostenido el alto cargo militar yemení.

La presentación de nuevas armas supondrá un cambio sustancial en la historia del Ejército yemení, especialmente aquellas que fueron probadas con éxito en ensayos experimentales, y demostraron su efectividad en el campo de batalla y están equipadas con tecnologías avanzadas”, ha anunciado el portavoz de las Fuerzas Armadas de Yemen, el general Yahya Sari.

 

Este nuevo anuncio se produce en momentos en los que los combatientes yemeníes han intensificado sus ataques de represalia contra centros militares y aeropuertos saudíes, y advertido que se producirán “grandes sorpresas” en el futuro si la dinastía que reina en Arabia Saudí y sus aliados no ponen fin a los bombardeos ni los bloqueos aéreo y naval a Yemen.

El martes, las tropas del Ejército de Yemen y de Ansarolá efectuaron un ataque a gran escala con drones contra el Aeropuerto Internacional de Abha, sito en la ciudad homónima, capital de la fronteriza provincia de Asir, y también contra el aeródromo de la provincia de Jizan, en el sureste del reino árabe.

LEER MÁS: Yemen atacará Arabia Saudí si los saudíes continúan su agresión

La violenta agresión saudí contra Yemen, iniciada en 2015, cuenta con el apoyo de EE.UU. y otros aliados occidentales, que proporcionan todo tipo de armamentos a Arabia Saudí y sus aliados, incluso armas prohibidas.

La campaña saudí de bombardeos ha causado más de 91 000 muertes en Yemen. La Organización de las Naciones Unidas (ONU) calcula que, si a la guerra no se le pone un punto final, la cifra de víctimas mortales podría llegar a situarse en 500 000 para finales del año 2020.

myd/anz/alg

Comentarios