• El opositor venezolano Leopoldo López (dcha.) y el presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, se reúnen en Madrid (capital de España), 27 de octubre de 2020.
Publicada: miércoles, 28 de octubre de 2020 1:30

El opositor prófugo venezolano Leopoldo López ve “positiva y cordial” su reunión en España con Pedro Sánchez, este en calidad de secretario general del PSOE.

Veo en [el presidente del Gobierno español] Pedro Sánchez mucha empatía con la causa de Venezuela, veo en él, en su gobierno y en su partido la intención de acompañar a nuestro país”, declaró el martes en Madrid el político prófugo venezolano tras reunirse con Sánchez, que lo recibió en calidad de secretario general del Partido Socialista Obrero Español (PSOE) en la sede del partido y no como presidente de Gobierno.

Leopoldo López, que se encuentra en Madrid, capital de España, tras fugarse de Venezuela el pasado fin de semana, calificó de fraude las elecciones parlamentarias del 6 de diciembre en Venezuela y expresó su esperanza de que “esa sea la política de España y la Unión Europea (UE)”.

Considerado el mentor del líder opositor Juan Guaidó (este se autoproclamó “presidente encargado” de Venezuela en enero de 2019 con el apoyo de EE.UU.) negó cualquier clase de pacto entre los Gobiernos español y venezolano para su libertad. Explicó que residirá en España como un exiliado más, y en cuanto el nuevo coronavirus, causante de la COVID-19, se lo permita iniciará una gira internacional.

Caracas ha denunciado “la práctica antidiplomática y hostil” de España por “facilitar la fuga del terrorista Leopoldo López” desde la embajada española en Caracas. España también fue unos de los primeros países que después de EE.UU. reconoció a Guaidó como presidente interino del país bolivariano.

 

López, uno de los fundadores del partido de derecha Voluntad Popular (VP), llegó el domingo a Madrid tras salir clandestinamente de Venezuela. En 2015 fue sentenciado a casi 14 años de prisión por incitar a la violencia en las protestas contra el Gobierno del del presidente legítimo Nicolás Maduro, y en 2017 pasó al arresto domiciliario. El 30 de abril de 2019 fue liberado por sus guardianes para participar en el fallido alzamiento militar junto a Juan Guaidó. Tras la fracasada operación, López se refugió en la residencia del embajador de España en Caracas, capital venezolana, donde permaneció 18 meses hasta escapar el fin de semana pasado.

Guaidó y sus cómplices, con respaldo de EE.UU. y Colombia, han recurrido a cualquier estratagema para derrocar a Maduro. No obstante, el Gobierno de Caracas, respaldado por el pueblo y las Fuerzas Armadas, ha resistido y neutralizado todas las amenazas y planes militares del imperio norteamericano y de la oposición contra la paz y la independencia de Venezuela.

nlr/nii/