• El cuarto buque cisterna iraní llega a su destino en Venezuela
Publicada: viernes, 29 de mayo de 2020 13:27
Actualizada: viernes, 29 de mayo de 2020 16:21

El cuarto de los cinco petroleros iraníes enviados a Venezuela, Faxon, cargado con gasolina y componentes de refinación, atraca en el país suramericano.

Según los datos proporcionados por el rastreo de los buques Refinitiv Eikon, el buque cisterna llegó cerca de las horas 21:12 (hora local) del jueves bajo fuerte una custodia a su puerto destino que sirve a la refinería Puerto La Cruz de la compañía estatal Petróleos de Venezuela (PDVSA).

Faxon había entrado a las 10:15 pm (hora local) del miércoles en las aguas jurisdiccionales de la península de Paraguaná, en el estado de Falcón, situado en el noroeste de Venezuela, escoltado por la fragata Guaquerí PO11 de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB).

Un total de cinco petroleros iraníes han partido rumbo a Venezuela con 1,5 millones de barriles de gasolina. Con el Faxon son ya cuatro los que están en Venezuela: ‘Fortune’, que atracó el lunes en el puerto de la refinería El Palito; ‘Forest’, el segundo, atracó el martes en el puerto de Punta Cardón, y el tercero, ‘Petunia’, atracó el miércoles en el puerto Cabello, situado en el estado de Carabobo.

El último petrolero, denominado Clavel, entrará el próximo lunes en las aguas territoriales de Venezuela, según ha informado la corresponsal de la cadena televisiva local Telesur, Madelein García, en su cuenta de Twitter.

Todas las embarcaciones fueron escoltadas por la Armada y la Aviación del Ejército del país caribeño, luego de que EE.UU. amenazara con usar la fuerza para impedir la llegada de los buques iraníes a las costas venezolanas.

Si bien, la Administración estadounidense, presidida por Donald Trump, por medio de intimidaciones y amenazas de toda índole, ha impedido a muchos países acercarse a Venezuela, Teherán sin titubeos y con determinación, ha brindado respaldo incondicional a Caracas a fin de mitigar los efectos del bloqueo económico de Washington, que ha causado un severo desabastecimiento de combustible en la nación caribeña. 

Es la primera vez que Irán exporta combustible a América Latina, y lo está haciendo en el marco de la alianza entre Teherán y Caracas, que busca abastecer a Venezuela en medio de las medidas coercitivas de EE.UU.  para derrocar el Gobierno del presidente legítimo del país suramericano, Nicolás Maduro.

El Gobierno iraní advirtió, desde el principio, que respondería a una posible intervención estadounidense recurriendo al uso de la fuerza, y ha dejado claro que el comercio entre Irán y Venezuela es propio de dos países independientes y que este asunto no incumbe a terceros, por lo que presentó una queja ante la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

msm/lvs/mrz/mjs