• El viceministro venezolano, Yván Gil (izq.), entrega una nota de protesta al embajador galo, Romain Nadal, en Caracas, 17 de febrero de 2020.
Publicada: martes, 18 de febrero de 2020 14:48

Venezuela condena la conducta ‘provocativa e injerencista’ de Francia después de que su embajador fuera a recibir al líder opositor Juan Guaidó en el aeropuerto.

El lunes, la Cartera venezolana, a través del viceministro para Europa, Yván Gil, entregó una nota de protesta al Ministerio de Europa y de Asuntos Exteriores de Francia, con la cual expresó una firme condena y rechazo a la conducta asumida por el embajador francés acreditado en el país, Romain Nadal, quien acudió a recibir, el 11 de febrero, al Aeropuerto Internacional Simón Bolívar, en Caracas (capital venezolana), a Guaidó, a su regreso a Venezuela.

Caracas considera que su presencia en el aeropuerto es “una clara estrategia de provocación, injerencia e intromisión en los asuntos internos de Venezuela”, según recoge un comunicado del Ministerio venezolano.

En la nota, se “recalca que el embajador Nadal hace un uso abusivo de los privilegios que le otorga el Estado venezolano por su condición de funcionario diplomático y que su reciente accionar viola las convenciones internacionales sobre usos y costumbres que regulan la convivencia pacífica entre las naciones”.

En este contexto, recordó al Gobierno francés que, conforme a la Convención de Viena, “todas las personas que gocen de esos privilegios e inmunidades deberán respetar las leyes y reglamentos del Estado receptor” y “están obligadas a no inmiscuirse en los asuntos internos de ese Estado”.

En alusión al embajador francés, el presidente venezolano, Nicolás Maduro, advirtió que Caracas está evaluando las respuestas correspondientes a aquellos diplomáticos que se entrometan en los asuntos de la nación.

“El embajador de Francia se ha inmiscuido otra vez en los asuntos internos de Venezuela”, denunció.

Francia fue uno de los países que, con el liderazgo de EE.UU., reconoció a Guaidó después de que este se autoproclamara, en enero de 2019, “presidente encargado de Venezuela” con el respaldo de Washington.

Guaidó, que transcurrido un año de su autoproclamación no ha logrado su objetivo de derrocar al Gobierno de Maduro, violando una orden de prohibición para abandonar el país, inició en enero pasado una gira que lo llevó a Colombia, Europa y Estados Unidos, para solicitar ayuda internacional a fin de derrocar al legítimo presidente de Venezuela.

En el marco de dicho periplo, el 5 de enero fue recibido en la Casa Blanca por el presidente norteamericano, Donald Trump, quien expresó su pleno apoyo a la oposición y prometió “aplastar” al mandatario chavista.

Pese al apoyo de EE.UU. y sus aliados al diputado opositor, a su regreso a Venezuela fue recibido por grupos de indignados en el aeropuerto al grito de “Guaidó, fascista”.

tmv/anz/mrz/rba