• El presidente ruso, Vladimir Putin (dcha.), y su par chino, Xi Jinping, tras un encuentro en Moscú, capital rusa, 5 de junio de 2019. (Foto: AFP)
Publicada: jueves, 6 de junio de 2019 10:10

Rusia y China rechazan la opción militar como solución a la crisis en Venezuela y proponen el ‘diálogo político inclusivo’ entre el Gobierno y la oposición.

La postura de estos dos aliados de Venezuela se manifiesta en una declaración conjunta emitida después de conversaciones entre el presidente de Rusia, Vladimir Putin, y su homólogo de China, Xi Jinping, en Moscú (la capital rusa).

“Moscú y Pekín tienen como objetivo monitorear el desarrollo de la situación en Venezuela, para ayudar a una solución pacífica de los problemas del país a través de un diálogo político inclusivo y para oponerse a una intervención militar en Venezuela”, se lee el comunicado.

Asimismo, instan a todas las partes en Venezuela a adherirse a la Carta de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) y las normas del derecho internacional y las relaciones intergubernamentales.

Según la declaración, los mandatarios de Rusia y China recuerdan que todo gobierno debe respetar el principio de no injerencia en los asuntos internos de otro país, como en Venezuela.

Moscú y Pekín tienen como objetivo monitorear el desarrollo de la situación en Venezuela, para ayudar a una solución pacífica de los problemas del país a través de un diálogo político inclusivo y para oponerse a una intervención militar en Venezuela”, se lee en el comunicado conjunto del presidente de Rusia, Vladimir Putin, y su homólogo de China, Xi Jinping.

 

Un número de países, encabezados por EE.UU., ha expresado respaldo a la iniciativa golpista de Juan Guaidó, quien el 23 de enero de se autoproclamó “presidente encargado” de Venezuela, bajo el pretexto de que la reelección del jefe de Estado Nicolás Maduro no era legítima. Sin embargo, China y Rusia, entre otros, se han mantenido al lado del mandatario legítimo del país sudamericano.

Estados Unidos, en su apoyo a la oposición venezolana para derrocar al Ejecutivo de Maduro, ha acentuado su carga intervencionista sobre Venezuela en los últimos meses con medidas dispares que van desde la imposición de sanciones hasta la amenaza de una intervención militar.

El 17 de mayo, Venezuela recibió desde China medicamentos y material médico y quirúrgico, mientras se intensifica las sanciones contra el país suramericano.

Este jueves, el ministro de Petróleo de Venezuela, Manuel Quevedo, ha anunciado que la sede de la compañía estatal Petróleos de Venezuela (PDVSA) se trasladará de Lisboa (capital portuguesa) a Moscú (capital rusa) en el curso del mes para ayudar a salvaguardar los activos del país bolivariano, ante las medidas coercitivas de EE.UU.

 snz/ncl/ftn/hnb

Comentarios