• El canciller de Venezuela, Jorge Arreaza (izda.), habla luego de una reunión en Caracas, 9 de mayo de 2019. (Foto: AFP)
Publicada: miércoles, 15 de mayo de 2019 17:57
Actualizada: jueves, 16 de mayo de 2019 2:22

El ministro de Exteriores de Venezuela niega que las relaciones entre Colombia y EE.UU. estén fundadas sobre la base de la cooperación, como dice Bogotá.

“Que bochornoso espectáculo el de la oligarquía colombiana: debaten internamente para definir si su relación con EE.UU. es de complicidad, vasallaje o subordinación”, ha escrito este miércoles Jorge Arreaza, jefe de la Diplomacia venezolana en su cuenta de Twitter.

Arreaza ha respondido así a declaraciones en las que su homólogo colombiano, Carlos Holmes Trujillo, aseguró que “la relación de Colombia con Estados Unidos es de cooperación” y “no de temor, subordinación ni complicidad”.

En su mensaje, el ministro venezolano hace además alusión a los asesinatos de dirigentes sociales que se cometen en el país vecino y ha acusado a Bogotá de poner en riesgo el proceso de paz.

Que bochornoso espectáculo el de la oligarquía colombiana: debaten internamente para definir si su relación con EEUU es de complicidad, vasallaje o subordinación”, ha tuiteado el ministro de Asuntos Exteriores de Venezuela, Jorge Arreaza, en reacción a declaraciones en las que su homólogo colombiano, Carlos Holmes Trujillo, aseguraba que “la relación de Colombia con Estados Unidos es de cooperación” y “no de temor, subordinación ni complicidad”.

 

Desde que Colombia reconoció la autoproclamación como presidente interino venezolano del dirigente opositor Juan Guaidó, secundando a EE.UU. en sus conatos golpistas contra Venezuela, las relaciones entre Caracas y Bogotá se han deteriorado aún más.

El presidente venezolano, Nicolás Maduro, que ha repudiado en múltiples ocasiones la subordinación de Bogotá a Washington, anunció en febrero la ruptura de las relaciones diplomáticas con su vecino occidental.

El golpismo antivenezolano de la Administración de Iván Duque ha sido muy criticado en la propia Colombia, donde políticos y legisladores han rechazado el apoyo de Bogotá a “la guerra imperial” contra Caracas, que amenaza la paz en toda América Latina.

tmv/mla/myd/mkh

Comentarios