• Agentes del Sebin se preparan para detener a Edgar Zambrano, vicepresidente del Parlamento venezolano, en desacato, 8 de mayo de 2019.
Publicada: jueves, 9 de mayo de 2019 5:28
Actualizada: jueves, 9 de mayo de 2019 5:48

El canciller de Venezuela lamenta que algunos países “injerencistas” condenen la detención del vicepresidente de Asamblea Nacional vinculado al golpe de Estado.

“A esta hora se pronuncian voceros de algunos gobiernos injerencistas, cómplices de la violencia, en solidaridad con los golpistas del 30 de abril. En Venezuela hay una Constitución e instituciones democráticas, quienes atenten contra ellas deben responder ante la justicia”, aseveró el miércoles Jorge Arreaza en su cuenta de Twitter.

El ministro de Exteriores venezolano reprochó a los Gobiernos de Chile y Colombia por haber abogado a favor de la liberación de Edgar Zambrano, vicepresidente de la Asamblea Nacional (AN), —órgano de mayoría opositora declarado en desacato—, detenido por su relación con los intentos del 30 de abril para derrocar al presidente Nicolás Maduro.

Poco antes del tuit de Arreaza, el presidente de la Asamblea Nacional Constituyente (ANC) de Venezuela, Diosdado Cabello, informó que el Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin), “con el respeto absoluto de todos los procedimientos y sus Derechos Humanos”, detuvo a Zambrano y le incautaron 9000 dólares en efectivo que tenía en el momento del arresto.

A esta hora se pronuncian voceros de algunos gobiernos injerencistas, cómplices de la violencia, en solidaridad con los golpistas del 30 de abril. En Venezuela hay una Constitución e instituciones democráticas, quienes atenten contra ellas deben responder ante la justicia”, declaró el canciller venezolano, Jorge Arreaza.

 

Zambrano, que según las declaraciones de Cabello había expresado que cooperaría con las investigaciones en torno a la tentativa golpista, tiene que responder ante la justicia por delitos de traición a la patria, conspiración, instigación a la insurrección, usurpación de funciones e instigación a la desobediencia de las leyes.

El 30 de abril, Juan Guaidó, jefe de la AN, junto al representante clave de la oposición, Leopoldo López, que acababa de huir de su prisión domiciliaria, y un grupo de uniformados, anunció el inicio de una operación golpista contra Maduro y pidió a la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB) apoyar la insurrección.

Horas más tarde, el Gobierno de Caracas anunció que había desactivado el golpe de unos “militares traidores”, y el ministro de Defensa, Vladimir Padrino López, ratificó su lealtad a Maduro

Venezuela atraviesa jornadas de gran turbulencia debido a la autoproclamación de Guaidó, como “presidente interino” del país, con el apoyo de EE.UU., pese a que Maduro, elegido legalmente en las urnas, comenzó su segundo mandato el pasado 10 de enero.

La Asamblea Nacional Constituyente despojó el pasado 2 de abril a Guaidó de su inmunidad parlamentaria y autorizó al máximo tribunal a enjuiciarlo penalmente por usurpar las funciones de Maduro.

La ANC también prevé aprobar la solicitud para allanar la inmunidad parlamentaria a todos los que participaron activamente en el fallido golpe de Estado.

nlr/ncl/msm/alg

Comentarios