•  Roy Chaderton, comisionado en el despacho de la Cancillería de Venezuela.
Publicada: lunes, 18 de enero de 2016 8:47
Actualizada: lunes, 18 de enero de 2016 11:44

Venezuela es capaz de recuperarse y rectificar los errores que provocaron el triunfo temporal de la derecha respaldada desde el extranjero, afirmó un político venezolano.

“La derecha pretende sobre un internacionalismo perverso, destruir la democracia venezolana con apoyo de grandes poderes como EE.UU., España, Chile, Colombia y algunos que otros escondidos en México” pero “hay espacios suficientes para dar la recuperación rectificando errores y ratificando aciertos”, advirtió el domingo el comisionado en el despacho de la Cancillería de Venezuela, Roy Chaderton.

La derecha pretende sobre un internacionalismo perverso, destruir la democracia venezolana con apoyo de grandes poderes como EE.UU., España, Chile, Colombia y algunos que otros escondidos en México” pero “hay espacios suficientes para dar la recuperación rectificando errores y ratificando aciertos”, advirtió Roy Chaderton, comisionado en el despacho de la Cancillería de Venezuela.

El también exembajador del país suramericano ante la Organizaciones de Estados Americanos (OEA) admitió que la victoria de la derecha en Argentina y Venezuela es, de hecho, una amenaza para los sectores progresistas en la región, si bien la alianza del Gobierno venezolano con países como Irán, China y Rusia es beneficiosa, aseguradora de la estabilidad institucional de Venezuela y fortalecedora de nuestra presencia dentro del ámbito internacional”.

El presidente iraní, Hasan Rohani (izda.), y su homólogo venezolano Nicolás Maduro en Teherán, capital del país persa, en enero de 2015.

 

En sus declaraciones recalcó que la política exterior de Venezuela defiende la soberanía nacional y hace mella a la campaña mediática internacional promovida desde EE.UU., cuyo objetivo es destruir la imagen de la democracia venezolana que, a su juicio, es la más avanzada que ha tenido hasta el momento el país.

Además consideró el cumplimiento de los convenios creados por los gobiernos revolucionarios de la región, como la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA), Petrocaribe, la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac), como otro éxito de la política exterior venezolana en pro de la integración regional.

En la misma jornada, la canciller de Venezuela, Delcy Rodríguez, reveló un conato de restauración de la derecha conservadora en el continente, con avances en algunos países, pero se mostró confiada en que los latinoamericanos saben que la correlación de fuerzas todavía sigue siendo favorable a los proyectos que buscan una unidad política basada en las identidades propias.

Durante los últimos tres meses, dos países importantes de la región han experimentado una restauración conservadora: Argentina, a nivel presidencial, y Venezuela, en el Parlamento.

El líder argentino de la coalición neoliberal Cambiemos, Mauricio Macri, se impuso en la segunda vuelta electoral, celebrada el pasado 22 de noviembre, al candidato de la alianza Frente para la Victoria (FpV), Daniel Scioli, y se convirtió en nuevo presidente de Argentina, con lo que puso fin a 13 años de mandato del Kirchnerismo (2003-2015).

En alusión a Venezuela, la coalición opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD) se hizo con la mayoría de los escaños (112) en las elecciones parlamentarias del pasado mes de diciembre, siendo la primera victoria electoral de peso de la oposición en los últimos 17 años.

msm/nii/

Comentarios