• El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan.
Publicada: miércoles, 11 de noviembre de 2015 6:31

El presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, declaró el martes que Ankara y sus aliados están cada vez más cerca de llegar a un consenso sobre la creación de una zona de exclusión aérea en el norte de Siria.

En declaraciones formuladas durante una entrevista concedida al canal CNN Turk, el mandatario turco, cuya administración no deja de intervenir en los asuntos sirios, alegó que el objetivo de este plan es limpiar la zona de terrorismo.

Nuestros trabajos de entrenamiento y equipamiento continúan. Ahora, los países amigos también han empezado a llegar al asunto de limpiar una zona de terrorismo. También hay evoluciones favorables en el tema de una zona de exclusión aérea y una operación terrestre”, apostilló el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan

Nuestros trabajos de entrenamiento y equipamiento continúan. Ahora, los países amigos también han empezado a llegar al asunto de limpiar una zona de terrorismo. También hay evoluciones favorables en el tema de una zona de exclusión aérea y una operación terrestre”, apostilló el presidente turco.

Erdogan añadió que ha abordado el tema con su homólogo estadounidense, Barack Obama, en una conversación telefónica de 45 minutos de duración mantenida el lunes.

A través de este plan, Estados Unidos y Turquía buscan entrenar y equipar a grupos armados que el Occidente los llama “opositores moderados”, quienes mediante sus acciones violentas luchan contra el Gobierno sirio.

Según analistas, Ankara busca la creación de una zona de exclusión aérea en el norte de Siria con el objetivo de cortar la conexión de los kurdos sirios con sus homólogos residentes en Turquía que se oponen al Gobierno turco.

Cazas de la llamada coalición contra el grupo terrorista EIIL (Daesh, en árabe) sobrevuelan Siria.

 

El primer ministro turco, Ahmet Davutoglu, propuso el martes a la comunidad internacional desplegar tropas de tierra en Siria para luchar contra el grupo terrorista EIIL (Daesh, en árabe).

En la misma jornada, la secretaria de la Fuerza Aérea de EE.UU., Deborah James, precisó que es necesario que Estados Unidos despliegue tropas en el territorio sirio.

El lunes, un rotativo simpatizante del Gobierno turco reveló que Estados Unidos y Turquía han acordado comenzar una gran guerra en Siria en apoyo a los llamados rebeldes moderados que luchan en contra del Gobierno de Damasco.

Los recientes puntos de vista y afirmaciones de las autoridades turcas y estadounidenses sobre Siria tienen lugar mientras la mayoría de los países del mundo subrayan la necesidad de encontrar una salida pacífica para la crisis siria.

El enviado especial de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) para Siria, Staffan de Mistura, urgió a las potencias mundiales el martes a aprovechar el "impulso" de las actuales negociaciones y acordar un proceso político que ponga fin a más de cuatro años de crisis en el país árabe.

"El impulso de Viena no debe ser malogrado", dijo Staffan de Mistura a los periodistas luego de informar al Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (CSNU).

En reiteradas ocasiones, las autoridades de Siria han acusado a Turquía, EE.UU. y sus aliados regionales y occidentales de orquestar actos terroristas en su territorio.

Cuatro años y medio de conflictos protagonizados por grupos terroristas en Siria han dejado más de 250.000 muertos, según el opositor Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH), con sede en Londres, capital británica.

hnb/ktg/msf

Comentarios