• El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, se dirige un mitin electoral local de su partido AKP en Estambul, 5 de marzo de 2019 (Foto: AFP)
Publicada: jueves, 7 de marzo de 2019 7:05
Actualizada: jueves, 7 de marzo de 2019 18:15

Turquía concluye un acuerdo con Rusia por sistemas de defensa antiaérea S-400 y anuncia nuevas compras de este tipo a Moscú, pese a presiones de EE.UU.   

“Está finalizado. Todo fue negociado y acordado, desde las condiciones de crédito hasta la producción conjunta, se colocaron las firmas, no hay vuelta atrás”, ha afirmado el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, en una entrevista concedida el miércoles al Canal 24 de la televisión local.

El mandatario ha estimado que el primer lote de S-400 llegará al país el próximo mes de julio, y adelanta que Ankara está considerando adquirir de Rusia los sistemas de nueva generación S-500. “Más tarde podríamos analizar el S-500, el sistema de la siguiente generación”, ha sostenido.

Erdogan ha hecho estas declaraciones en un claro desafío a Estados Unidos, que ha advertido reiteradas veces que la compra del sistema S-400 de Turquía a Rusia podría poner en riesgo el acuerdo de Ankara con Washington sobre los cazas estadounidenses F-35.

Está finalizado. Todo fue negociado y acordado, desde las condiciones de crédito hasta la producción conjunta, se colocaron las firmas, no hay vuelta atrás”, ha dicho el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, sobre la compra de sistemas de defensa S-400 a Rusia.

 

Sin embargo, Erdogan ha instado a Washington a no tratar de presionar a su país mediante sanciones u otras medidas coercitivas comerciales, aunque ha resaltado que tiene preparadas sus propias contramedidas.

El martes, los medios turcos informaron que dos altos cargos del Departamento de Estado de EE.UU. viajaron recientemente a Turquía para persuadir a Ankara en el “último momento” de que rompa el acuerdo suscrito con Moscú para la compra de los S-400.

Como Turquía es un miembro de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), EE.UU. teme que la entrada de los S-400 rusos a la defensa del bloque revele los puntos débiles de los cazas de países miembros de esta entidad a Moscú o que resulte en una mayor cercanía entre Turquía y Rusia.

Por eso, Washington ha propuesto a Ankara la venta de sistemas de misiles antiaéreos Patriot. Turquía ha respondido que examinará la oferta estadounidense, pero siempre y cuando no esté condicionada a la renuncia a los S-400 de Rusia

myd/ncl/tqi/alg

Comentarios