• El efecto del calentamiento global provocará la crisis humanitaria.
Publicada: viernes, 9 de agosto de 2019 1:18

Las Naciones Unidas alertan que el efecto del calentamiento global en las tierras hace cada vez más difícil la posibilidad de alimentarse.

Los recursos de agua y tierra del mundo están siendo explotados a niveles “sin precedentes” y, en combinación con la crisis climática, eso está generando presiones enormes lo que significa que pronto no podremos alimentarnos a menos que cambiemos, advierte un reciente informe de la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

El informe del Panel Intergubernamental sobre Cambio Climático (IPCC, por sus siglas en inglés), preparado por más de 100 expertos de 52 países, examinó de qué forma la agricultura se verá afectada por el calentamiento global, así como también cómo se espera que la producción de alimentos y otros cambios en el uso de la tierra contribuyan al cambio climático en el futuro.

El documento afirma que 500 millones de personas ya viven en lugares en vías de desertificación y que se están perdiendo suelos cultivables a mucha más velocidad de la que se forman.

 

El cambio climático trae todo tipo de alteraciones extremas que amenazan con alterar y reducir la oferta global de alimentos. De hecho, si no se controla el cambio climático, el aumento de las temperaturas, el clima extremo y la degradación de la tierra podrían desencadenar una crisis alimentaria mundial.

Un peligro particular es que la crisis alimentaria podría darse en varios continentes en forma simultánea. Por eso propone estrategias para evitar esa crisis alimentaria, que necesitarían una reevaluación del uso de la tierra y de la agricultura mundial como así también de la conducta del consumidor.

Las propuestas incluyen aumentar la productividad de la tierra, desperdiciar menos comida y convencer a la gente de modificar su dieta para reducir considerablemente el uso de carnes.

LEER MÁS: ONU alerta: La Tierra “no va por buen camino” en cambio climático

ftn/ncl/mjs

Comentarios