• Un miembro de la banda terrorista EIIL (Daesh, en árabe), disfrazado de mujer.
Publicada: viernes, 16 de octubre de 2015 18:09

Miembros del grupo terrorista Daesh se afeitan y se disfrazan de mujeres para huir a Turquía, escapando de los ataques aéreos de Rusia en Siria.

El diario británico Daily Star ha publicado este viernes una foto, difundida por la periodista iraquí Hala al-Yaber, que muestra restos de barbas afeitadas abandonados en un descampado cercano a la ciudad de Alepo, en el noroeste de Siria, zona que es blanco de los ataques aéreos de Rusia.

Entre el vello facial eliminado, se observan también paquetes de máquinas de afeitar modelo Astar, una marca muy utilizada en Siria.

Afeitarse o cortar el vello facial está prohibido por EIIL (Daesh, en árabe), que por otra parte impone con facilidad castigos de muerte o flagelación pública para delitos de escasa gravedad.

Barbas abandonadas por integrantes del grupo terrorista EIIL (Daesh, en árabe) cerca de la ciudad de Alepo, en el noroeste de Siria.

 

El diario añade que algunos terroristas, recién afeitados, se visten con túnicas y velos femeninos, en su intento por escapar de Siria.

Según los servicios de seguridad, desde el inicio de la campaña militar de Rusia en Siria contra las bandas terroristas, y en particular contra Daesh, miles de terroristas han depuesto sus armas y huido hacia Turquía para unirse a los solicitantes de asilo que buscan partir rumbo a Europa.

Desde el pasado 30 de septiembre, tras recibir una petición siria de ayuda militar para la lucha antiterrorista, Rusia ha emprendido una campaña militar —coordinada con las Fuerzas Aéreas sirias— contra EIIL y otras bandas terroristas que operan en el territorio del país árabe. Los ataques aéreos rusos en Siria no se prolongarán de forma indefinida, según el presidente ruso, Vladimir Putin.

Aviadores rusos antes de iniciar una incursión aérea desde su base en la ciudad costera siria de Latakia.

 

Hasta el momento, el éxito obtenido por los bombardeos rusos contrasta con el fracaso de los ataques aéreos de la coalición mandada por Estados Unidos, en sus supuestos intentos por frenar el avance de los terroristas. 

El Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH), pequeña organización de oposición al Gobierno sirio establecida en Londres (Reino Unido), que dice contar con una amplia red de información dentro del país árabe, ha informado este viernes que más de de 250.000 personas han perdido la vida desde el inicio del conflicto, en 2011.

alg/mla/rba

Comentarios