• Egido: Milicia de FDS es mercenaria de EEUU para saquear Siria
Publicada: martes, 4 de agosto de 2020 21:58
Actualizada: miércoles, 5 de agosto de 2020 0:08

Un analista lamenta que originarios, como los kurdos sirios FDS, se hayan convertido en mercenarios de EE.UU. para justificar la ocupación y el saqueo de Siria.

El experto de temas políticos José Antonio Egido, en una entrevista concedida este martes a la cadena HispanTV, ha expresado su opinión respecto al pacto rubricado recientemente por la compañía petrolera estadounidense Delta Crescent Energy LLC y las llamadas Fuerzas Democráticas Sirias (FDS), milicia kurdo-árabe, patrocinada por EE.UU.

Ese contrato, asegura el analista, tiene la intención de consolidar la ocupación de fuerzas militares estadounidenses en el este de Siria, sin el permiso ni la autorización de Damasco, pero que, a su vez, está dirigida contra todos los pueblos de la región de Asia Occidental.

Es lamentable que haya una fuerza teóricamente originaria de la región, como las Fuerzas Democráticas Sirias, que se presten a este juego (de EE.UU.) que busca justificar esta ocupación ilegal y, de paso, saquear los recursos de Siria, que este país necesita para reconstruirse después de nueve terribles de años de guerra, desatada por el imperialismo”, manifiesta Egido.

Sin embargo, para el analista, el quid del asunto está en el interés geopolítico y no solo en los beneficios económicos, considerando que el este de Siria —la zona del contrato en cuestión— no alberga tantos recursos petroleros como Irán, Irak o Kuwait, aunque es una zona rica en agua, en recursos agrícolas y otras capacidades productivas.

 

En esta tesitura, Egido recuerda que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, al verse derrotado, manifestó que abandonaría Siria, pero las fuerzas que realmente controlan EE.UU. —los grandes monopolios económicos, los geoestrategas imperialistas, los amigos de Israel, según menciona Egido— no le dan permiso al mandatario para que cumpla lo que prometió de retirarse realmente del país árabe.

Esto, hace pensar al experto que la presencia militar estadounidense en Siria busca prolongar la guerra, impedir la reconstrucción del país árabe y que este vuelva a ser un corazón importante de la unidad árabe contra el sionismo y el imperialismo.

“En realidad, hay un cúmulo de razones para que EE.UU. no se retire y siempre encuentra un “mercenario” para conseguir sus propósitos y, en este caso, son los kurdos de FDS lamentablemente”, añade Egido para luego considerar que “lo más grave es la política norteamericana encaminada a desmembrar Siria.

Después de que Trump declarara en enero que mantendría a unos 500 soldados en el norte del país árabe “por el petróleo”, el Gobierno sirio, presidido por Bashar al-Asad, ha dicho que en cuanto se produzca la liberación de la provincia noroccidental de Idlib —considerada el último bastión de los terroristas en Siria—, se enfocará en acabar con la ocupación estadounidense.

Fuente: HispanTV noticias

ncl/rha/hnb