• El jefe del comité de asuntos internacionales de la Duma de Estado (Cámara Baja del Parlamento ruso), Leonid Slutski.
Publicada: lunes, 6 de julio de 2020 23:45
Actualizada: martes, 7 de julio de 2020 2:12

Moscú subraya que las nuevas sanciones británicas en su contra son un paso más hacia el empeoramiento de los nexos bilaterales y tendrán una respuesta simétrica.

A nuestro Estado le asiste el derecho de aplicar la práctica diplomática de responder en su momento y de forma asimétrica a las restricciones anunciadas por Londres”, ha afirmado este lunes Leonid Slutski, el jefe del comité de asuntos internacionales de la Duma de Estado (Cámara Baja del Parlamento ruso).

Estos cometarios se han producido en reacción del comunicado del Ministerio británico de Asuntos Exteriores, en el que incluyó en su lista de sancionados a 25 ciudadanos rusos, incluido el actual jefe del Comité de Investigación, Alexánder Bastrikin, por presunta violación de los derechos de la llamada ‘enmienda Magnitski’.

También aparecen en la lista negra británica el exviceministro del Interior Alexei Anichin y los jueces Svetlana Ujnalevaya y Alexei Krivoruchko. Según Londres, estas personas están relacionadas con la prolongación del arresto del abogado Serguéi Magnitski, asesor del fondo inversor británico Hermitage Capital que falleció en una cárcel rusa en 2009 cuando esperaba a ser juzgado por evasión fiscal a gran escala.

 

No obstante, Slutski ha asegurado que “en el caso de Rusia, la política de sanciones nunca funcionó, ni funcionará, en especial, cuando se apela al tema de la violación de los derechos humanos para justificar restricciones ilegales”.

Además, ha remarcado que, con esa nueva tanda de sanciones, el Reino Unido “da otro paso hacia la degradación de las relaciones ruso-británicas”. Explica a continuación, que cualquier sanción fuera del marco establecido por el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (CSNU) constituye una anarquía, en particular, en momentos cuando todo el mundo está luchando contra la crisis de la pandemia del nuevo coronavirus, causante de la COVID-19.

Por su parte, la embajada de Rusia en Londres ha aseverado que Moscú “se reserva el derecho de tomar represalias” en relación con esta “decisión hostil de Reino Unido”, que prohíbe la entrada de los sancionados en el territorio británico y congela sus activos.

mrp/ncl/mkh