• El viceministro ruso de Finanzas, Sergey Storchak.
Publicada: jueves, 2 de enero de 2020 7:42

Rusia dice que espera el fin del mandato del opositor Juan Guaidó como presidente de la Asamblea Nacional (AN) para enviar asesores económicos a Venezuela.

El viceministro ruso de Finanzas, Sergey Storchak, señaló el miércoles que Moscú enviará asesores a Venezuela para ayudar al Gobierno de Nicolás Maduro a aliviar la crisis económica, después de que Guaidó deje la presidencia de la Asamblea Nacional —controlada por la oposición y en desacato judicial desde 2016—.

Guaidó, que se autoproclamó en enero de 2019 presidente interino de Venezuela, en el marco de un plan golpista contra Maduro diseñado y financiado desde EE.UU., termina en estos días su jefatura parlamentaria, aunque aspira la reelección en los comicios legislativos que se celebrarán el próximo 5 de enero.

Si Guaidó no renueva su mandato, agregó Storchak, Moscú intensificará los esfuerzos para ayudar a los funcionarios de Maduro a enfrentar la crisis económica que afecta a la nación latinoamericana rica en petróleo debido a las sanciones unilaterales de Washington.

En este sentido, Storchak, quien dirige en el Ministerio ruso de Finanzas un equipo de 12 personas enfocadas en Venezuela, aclaró que las iniciativas de Moscú para ayudar a aliviar la crisis económica venezolana no han dado los resultados esperados hasta la fecha, ya que Caracas se ha mostrado reacio a implementar cambios sin el respaldo de la AN, de mayoría antichavista.

“Creo que la situación comenzará a cambiar a mediados de enero. Espero que resuman el año, compartan datos con nosotros y decidiremos qué especialistas debemos enviar (…) El foco principal está en el sector petrolero”, precisó.

De igual modo, el alto diplomático ruso dijo que los asesores de Rusia abordarán además la solvencia de la moneda nacional de Venezuela, su sector bancario y los problemas sociales.

Venezuela sufre en los últimos años una aguda crisis económica, como resultado de un interminable hostigamiento de EE.UU. que ha usado las sanciones económicas para afectar la vida cotidiana del pueblo venezolano, con una escasez grave de alimentos y medicinas.

De hecho, la Administración estadounidense, presidida por Donald Trump, apoyó abiertamente un conato de golpe de Estado en Venezuela, reconoció de inmediato la autoproclamación de Guaidó, intensificó sus sanciones contra la nación bolivariana y amenazó en reiteradas ocasiones con emplear la opción militar para sacar del poder a Maduro.

Ante tal escenario, diferentes países, como Rusia, China, Turquía e Irán, han ratificado su apoyo al Gobierno legítimo de Maduro. Moscú ha estrechado aún más sus vínculos con Venezuela, e incluso en medio de la tensión ha enviado militares al país caribeño en el marco de acuerdos de cooperación entre ambas partes.

mnz/ncl/mrp/hnb