• El canciller de Rusia, Serguéi Lavrov, en una reunión en Moscú, la capital rusa, 12 de enero de 2019. (Foto: AFP)
Publicada: martes, 12 de febrero de 2019 14:10
Actualizada: miércoles, 13 de febrero de 2019 0:15

El canciller de Rusia, Serguéi Lavrov, ha afirmado este martes que el Gobierno de Estados Unidos intenta ‘camuflar’ una intervención militar en Venezuela.

En declaraciones realizadas en una rueda de prensa celebrada hoy en Moscú (la capital rusa) Lavrov ha acusado a EE.UU. de disimular una intervención militar en Venezuela con la resolución presentada para facilitar la llegada de ayuda humanitaria.

EE.UU. propuso un proyecto de resolución al Consejo de Seguridad de Naciones Unidas (CSNU) en el que pide al Gobierno venezolano, presidido por Nicolás Maduro, facilitar la entrada de una supuesta “ayuda humanitaria”, además de que se comprometa a la realización de nuevas elecciones presidenciales.

El jefe de la Diplomacia de Rusia ha considerado la propuesta norteamericana un intento de “camuflar las provocaciones que se están urdiendo con el envío de ayuda humanitaria como medio para desestabilizar la situación en Venezuela, cuando no obtener el pretexto para una intervención militar directa”.

“El Consejo de Seguridad jamás adoptará semejante decisión”, ha asegurado el ministro ruso de Exteriores, para luego subrayar que la oposición venezolana rechaza la oferta de diálogo de Maduro.

El domingo, el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) dijo que no distribuirá la “ayuda humanitaria” de EE.UU. a Venezuela porque, a su parecer, esta iniciativa carece de todo carácter humanitario.

EE.UU. intenta “camuflar las provocaciones que se están urdiendo con el envío de ayuda humanitaria como medio para desestabilizar la situación en Venezuela, cuando no obtener el pretexto para una intervención militar directa”, ha dicho el canciller de Rusia, Serguéi Lavrov.

 

Lavrov ha añadido que esta misma jornada discutirá la situación de Venezuela con el secretario de Estado de EE.UU., Mike Pompeo, en una conversación telefónica.

Desde el inicio de la crisis política en Venezuela el pasado 23 de enero, cuando Juan Guaidó, jefe de la Asamblea Nacional (AN) venezolana —declarada en desacato en 2016 y controlada por la oposición— se autoproclamó “presidente interino” del país, Caracas ha denunciado que Washington pretende imponer, con un golpe de Estado, un gobierno “títere”.

Pese al reiterado llamado del presidente de Venezuela a entablar un diálogo tanto con la oposición como con EE.UU., estos se niegan a sentarse en la mesa de conversaciones y buscan el fin del Gobierno de Maduro.

Además, el vicepresidente estadounidense, Mike Pence, dijo el pasado 1 de febrero que “ahora no es momento de dialogar, sino de entrar en acción” contra el Gobierno de Maduro, elegido en unas elecciones democráticas que se celebraron en mayo de 2018.

snz/anz/ask/rba

Comentarios