• El presidente ruso, Vladimir Putin, habla en una reunión con los empresarios en el Kremlin, Moscú (capital), 26 de diciembre de 2018. (Foto: AFP)
Publicada: miércoles, 16 de enero de 2019 17:17
Actualizada: jueves, 17 de enero de 2019 2:04

El presidente de Rusia, Vladímir Putin, ha acusado a EE.UU. de “desestabilizar” los Balcanes a fin de reafirmar su “papel dominante” en Europa.

“Respecto a la situación de los Balcanes, la política de Estados Unidos y de algunos otros países occidentales que buscan imponer su dominación en la región sigue siendo un serio factor de desestabilización”, ha dicho Putin en declaraciones concedidas a dos diarios serbios Vecernje Novosti y Politika, publicadas hoy miércoles.

El mandatario aprovecha la ocasión en la entrevista para abordar lo que llamó “la expansión” de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) en Europa, y advierte de la peligrosidad de esa práctica, que a su juicio “socava la confianza” y “aumenta las tensiones” en el continente.

Como ejemplo, Putin recuerda los bombardeos de la Alianza Atlántica en Serbia en 1999, que allanaron el camino para la separación de Kosovo en 2008, y en fechas más recientes la adhesión del pequeño país balcánico de Montenegro a la Alianza Atlántica en 2017.

“Hemos dicho en reiteradas ocasiones que para nosotros la política de expansión de la OTAN es un vestigio de la Guerra Fría y una estrategia militar y política errónea y destructiva”, dice el jefe del Estado ruso.

Respecto a la situación de los Balcanes, la política de Estados Unidos y de algunos otros países occidentales que buscan imponer su dominación en la región sigue siendo un serio factor de desestabilización”, ha indicado el presidente de Rusia, Vladímir Putin.

 

Estas declaraciones se publican en vísperas de un viaje de un día del mandatario a Belgrado (capital serbia). La nación balcánica espera que el desplazamiento de Putin refuerce la relación bilateral.

Medios locales afirman que durante la visita, que tendrá lugar mañana jueves, se firmarán unos 20 acuerdos de cooperación. Serbia, añaden los medios, está especialmente interesada en la colaboración en el sector energético, sector en el que su economía depende en gran medida de Rusia.

Ambos países, de población mayoritaria eslava y cristiana ortodoxa, son amigos tradicionales. Serbia ha mantenido históricamente un fuerte vínculo con Rusia, pese a las advertencias de Washington.

 

¿Por qué Rusia y el Occidente luchan en los Balcanes?

Muchos expertos aseguran que Rusia y los países occidentales están librando una guerra silenciosa en los Balcanes, donde intentan acaparar la mayor parte del mercado gasístico de la frágil región del sureste de Europa.

La dependencia balcánica del gas ruso se incrementará todavía más, según los especialistas, con la disminución de la producción de electricidad de las centrales de carbón que exige la Unión Europea (UE).

Timothy Less, presidente del centro de reflexión Nova Europa, que asesora a inversores extranjeros en Europa oriental, considera que en la cuestión más amplia de la lucha de influencia entre Rusia y Occidente, la cuestión energética “es un factor de desestabilización de la región”.

ask/mla/hgn/mjs

Comentarios