• El viceministro de Asuntos Exteriores de Rusia, Serguéi Riabkov (izda.) y el embajador ruso en EE.UU. (dcha.) en Washington, 17 de julio de 2017.
Publicada: jueves, 14 de junio de 2018 17:12
Actualizada: martes, 17 de julio de 2018 19:48

Rusia está dispuesta a seguir con el acuerdo nuclear sellado entre Irán y el G5+1 y cooperar con Teherán en las actividades de la planta nuclear iraní de Fordo.

“Estamos preparados para seguir cumpliendo los compromisos asumidos según el JCPOA (acrónimos en inglés de Plan Integral de Acción Conjunta), incluido el proyecto de cooperar en la producción de isótopos estables en la planta iraní de Fordo (centro de Irán)”, ha informado hoy jueves el viceministro de Asuntos Exteriores de Rusia, Serguéi Riabkov.

A su juicio, las medidas acordadas en el JCPOA, nombre oficial del acuerdo consensuado en 2015 entre el país persa y el Sexteto (EE.UU., el Reino Unido, Francia, Rusia y China, más Alemania), coadyuvan a garantizar el carácter pacífico de las actividades nucleares de Irán.

En su intervención en una conferencia celebrada con ocasión del 50 aniversario del Tratado de No Proliferación (TNP) de armas nucleares ha informado de la decisión de Moscú de abordar con Teherán y los firmantes europeos del pacto los mecanismos para disminuir el impacto de las sanciones que EE.UU. ha renovado contra Irán tras abandonar unilateralmente el acuerdo.

Estamos preparados para seguir cumpliendo los compromisos asumidos según el JCPOA (acrónimos en inglés de Plan Integral de Acción Conjunta), incluido el proyecto de cooperar en la producción de isótopos estables en la planta iraní de Fordo (centro de Irán)”, ha informado Serguéi Riabkov, el viceministro de Asuntos Exteriores de Rusia.

“Irán, E3 (Francia, el Reino Unido y Alemania), y la Unión Europea (UE) en general, encuentren modelos y fórmulas que garanticen una buena protección de los intereses económicos iraníes. Intentamos conseguir unirnos a estos modelos y esquemas de trabajo (…) continuaremos las consultas al respecto en los próximos días, tanto con Europa como con Irán”, ha mencionado el diplomático ruso.

Insistiendo en que la cuestión de los embrago es el tema “número uno” de las consultas, ha afirmado que el objetivo de Washington es tomar el control de las actividades económicas de las empresas que operan en el territorio del país persa.

El pasado 8 de mayo, el presidente de EE.UU., Donald Trump, decidió, pese a las advertencias internacionales, retirar a su país del acuerdo multilateral, firmado por su antecesor Barack Obama y consagrado por una resolución del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidos (CSNU). Reanudó además, el bloqueo económico a Teherán y prometió imponerle al país “las sanciones más duras de la historia”.

Varios analistas han advertido de las consecuencias globales de la salida de Washington del acuerdo nuclear y destacado la brecha creciente entre Europa y su viejo aliado EE.UU. por esta medida antiraní.

msm/ktg/tmv/hnb

Comentarios