• Líder: Irán convertirá máxima presión de EEUU en su máximo oprobio
Publicada: lunes, 12 de octubre de 2020 15:14
Actualizada: lunes, 12 de octubre de 2020 18:49

El Líder de Irán resta importancia a las amenazas de EE.UU., indicando que solo es “ruido hecho por los matones” en la Casa Blanca ante el poderío del país persa.

“El ruido de los matones que gobiernan la nación estadounidense no debe ocupar la mente de nadie”, ha dicho este lunes el ayatolá Seyed Ali Jamenei durante un videoenlace con motivo de la ceremonia de graduación de los cadetes de la academia militar de las Fuerzas Armadas.

El Líder iraní ha atribuido las retóricas de las autoridades de EE.UU. contra Irán, en concreto sobre sus capacidades defensivas, de misiles e influencia en la región al “temor” del Gobierno norteamericano y “los cálculos precisos y sabios de la República Islámica para conseguir tales logros”.

“Debemos mantener este lógico sistema de cálculo, a pesar de esta campaña propagandística”, ha enfatizado para luego asegurar que Irán seguirá caminando por la misma vía.

Para el ayatolá Jamenei, una evaluación adecuada de las amenazas y potencialidades en las áreas del “poder defensivo”, la “fortaleza y la estabilidad económicas” y el “potencial y el poder culturales” son los requisitos para preservar “el poderío y la identidad nacional” del país, garantizando sus “intereses nacionales”.

 

El Líder de la Revolución Islámica, en otro momento de sus declaraciones, ha vuelto a denunciar el “papel maligno” de EE.UU., a la hora de imponer sanciones “criminales” contra Irán y provocarle problemas económicos.

No obstante, ha indicado que estas cuestiones se pueden solventar, fortaleciendo “la producción nacional y previniendo la caída consecutiva del valor de la moneda nacional”, así como con la lucha contra el contrabando, las “importaciones imprudentes” y la “corrupción financiera”.

En este sentido, ha prometido que Irán, con su continua resistencia, “convertirá la ‘máxima presión’ de Estados Unidos en su máximo oprobio y un motivo para que se arrepientan”.

Desde la victoria de la Revolución Islámica (1979), EE.UU. mantiene una campaña dura de medidas coercitivas y hostilidades contra la nación iraní, además de retarle con ofensivas militares.

El viernes, el inquilino de la Casa Blanca, Donald Trump, dijo que si Teherán hacía algo contra Estados Unidos, él ordenaría “hacerle cosas a Irán que nunca se le han hecho”.

Las autoridades persas, sin embargo, minimizaron las nuevas retóricas de Trump y le amenazaron con una respuesta aplastante a los crímenes que ha perpetrado contra el país persa.

tqi/ctl/fmk/rba