• Algunos miembros del sector sanitario de Irán, haciendo gesto de victoria, para mostrar su esperanza para combatir el nuevo coronavirus (COVID-19) en el país.
Publicada: jueves, 27 de febrero de 2020 19:29

La embajada iraní en Croacia dice que todos deben unirse para combatir el coronavirus y que es vergonzoso si se usa como una herramienta para promover iranofobia.

Tras la epidemia del nuevo coronavirus (COVID-19), la embajada de la República Islámica de Irán en Croacia ha descrito en un comunicado publicado este jueves las medidas que ha tomado del Gobierno iraní en la lucha contra la enfermedad mortal.

Según el texto, desde el principio del brote de coronavirus en China, Irán ha implementado contramedidas, dada la rápida propagación del virus y cómo se ha propagado, porque la salud pública y la implementación del Reglamento Sanitario Internacional (RSI) son asuntos fundamentales para garantizar la salud de la comunidad internacional. Además, la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha elogiado reiteradamente la capacidad estructural y ejecutiva de Irán para proteger la salud de sus ciudadanos y luchar contra las enfermedades infecciosas.

En otra parte del comunicado, la delegación diplomática iraní afirma que justo después del primer reporte del brote de la enfermedad mortal en Irán (19 de febrero), se establecieron inmediatamente 9 estaciones de control de coronavirus a lo largo del país y también 12 comités interdepartamentales en el Ministerio de Salud para realizar reuniones diarias regulares.

A continuación, añade que la nueva información se publica cada día a las 13:00 (hora local de Irán), y debido al último informe, hasta ahora hay un total de 245 casos definitivamente infectados en todo el país, que entre ellos 26 personas han perdido la vida por la infección y otras 54 se están recuperando.

 

La embajada iraní en Croacia enfatiza en su comunicado que, de acuerdo con los estándares internacionales, solo el Ministerio de Salud de la República Islámica de Irán es la fuente oficial para informar las estadísticas de COVID-19 en el país persa, y cuando las autoridades iraníes informan estar contagiadas por la infección, esto no solo es encubrir los datos, sino debido a su reflexión generalizada y mundial, es un símbolo importante de la “expresión de la verdad”.

En otra parte del comunicado se lee que la pandemia del nuevo coronavirus ha demostrado que las sanciones unilaterales e ilegales de Estados Unidos contra la nación iraní, es una amenaza para la salud internacional, ya que la enfermedad hoy alcanza a más de 40 países y bajo esta situación, las sanciones estadounidenses han hecho más difícil que los funcionarios del sector de la salud y el pueblo de Irán puedan acceder a equipamientos sanitarios.

Al final, el texto enfatiza que la comunidad internacional debe unirse para combatir esta enfermedad mortal, cual es una amenaza colectiva y que es muy “vergonzoso” si ésta se usa como una herramienta política para sembrar iranofobia en el mundo.

Desde el primer caso de la enfermedad mortal en Irán, todos los sectores del Gobierno persa han unido sus esfuerzos para controlar el brote e informar al pueblo sobre los síntomas del virus y las vías para prevenir el contagio. Además, han tomado medidas preventivas, un proceder que ha sido reconocido por medios de otras naciones.

 

A pesar de que las autoridades persas, al contrario que muchos otros países, han sido claras y sinceras desde que se conociera el primer caso en territorio iraní, algunos medios de comunicación de otros países han exagerado la gravedad de la situación en el país persa para suscitar miedo y desconfianza en la población. Estos medios también acusan al Gobierno iraní de censurar información sobre los brotes del coronavirus y no emitir cifras exactas de las víctimas que se ha cobrado la nueva enfermedad.

El brote del nuevo coronavirus comenzó en la ciudad china de Wuhan en diciembre de 2019, pero la enfermedad se ha esparcido más allá de China, y hoy alcanza a más de 40 países. En los últimos días, el virus se expandió a partes de Europa, América y África.

Desde entonces, según el portal de estadísticas mundiales Worldometer, el virus ya ha infectado a más de 82 500 personas y ha causado la muerte de más de 2800 en todo el mundo. Cifra de recuperados llega a más de 33 000 casos.

mrp/rha/rba