• El general Ismail Qaani, nuevo comandante de la Fuerza Quds del Cuerpo de Guardianes de la Revolución Islámica (CGRI) de Irán.
Publicada: jueves, 23 de enero de 2020 18:50
Actualizada: domingo, 26 de enero de 2020 13:04

Irán denuncia que EE.UU. probó que practica el terrorismo de Estado, al amenazar a muerte al sucesor del asesinado general Qasem Soleimani.

EE.UU. asesinó la madrugada del 3 de enero al comandante de la Fuerza Quds del Cuerpo de Guardianes de la Revolución Islámica (CGRI) de Irán, el teniente general Qasem Soleimani, en un bombardeo en Irak. Semanas después, Brian Hook, representante especial del Departamento de Estado de EE.UU. para Irán, afirmó abiertamente que su país no dudará en asesinar también a su sucesor, general Ismail Qaani.

“Qaani se encontrará con el mismo destino, si sigue a Soleimani”, ha precisado Hook en una entrevista concedida este jueves al diario Asharq Al-Awsat, con sede en el Reino Unido, antes de acusar tanto al general Soleimani como a Qaani de “asesinar a los estadounidenses”.

En reacción, el portavoz de la Cancillería iraní, Seyed Abás Musavi, ha condenado sus “descaradas observaciones” y el terrorismo de EE.UU. Ha afirmado que amenazar con asesinar al comandante de la Fuerza Quds prueba “oficialmente el terrorismo de Estado y selectivo” de EE.UU., una medida que practicaba, hasta el momento, solo el régimen israelí.

“Ahora, tras el régimen sionista, EE.UU. es el segundo régimen que declara en público que ha empleado las capacidades de su Gobierno y de sus Fuerzas Armadas para llevar a cabo actos terroristas y admite que lo hará también en el futuro”, ha denunciado Musavi en un comunicado emitido este jueves por el servicio de prensa del Ministerio iraní de Asuntos Exteriores.

 

El diplomático persa ha considerado que el hecho de que EE.UU., como una potencia mundial, recurra al terrorismo refleja “la debilidad”, “la desesperación” y “la incertidumbre” de las autoridades estadounidenses.

De igual modo, Musavi ha pedido a la comunidad internacional que condenen las actividades terroristas de EE.UU. y sus intentos para propagar el terrorismo y el terrorismo de Estado, dado que tal práctica, “tarde o temprano” afectará a todo el mundo, alerta.

Al respecto, el Líder de la Revolución Islámica de Irán, el ayatolá Seyed Ali Jamenei, en su primer discurso y sermón en el rezo colectivo del viernes tras ocho años, afirmó que “EE.UU. asesinó al comandante más poderoso y más conocido en la lucha contra el terrorismo no en un campo de batalla, sino en un acto cobarde y terrorista y confesaron el asesinato”, una práctica que, hasta el momento, lo hacía el régimen de Tel Aviv, recordó.

El teniente general Soleimani, el estratega más destacado a nivel regional, contribuyó en gran medida, a la erradicación del grupo terrorista EIIL (Daesh, en árabe) tanto en Irak como en Siria, por lo que las células durmientes de la banda takfirí aplaudieron su eliminación.

El mártir Soleimani, además, era “una piedra en el zapato” de EE.UU. y sus aliados por haber contribuido, en la neutralización de los complots que urdían para la región del oeste de Asia, rica en reservas naturales, entre ellas el petróleo. Por esta razón, Washington se encargó de su eliminación y asumió, con gran orgullo, su asesinato.

ask/lvs/mag/rba

Comentarios