• Combatientes del Movimiento de Resistencia Islámica de El Líbano (Hezbolá), reunidos en Beirut (capital libanesa), 31 de mayo de 2019. (Foto: AFP)
Publicada: martes, 13 de agosto de 2019 16:35
Actualizada: miércoles, 14 de agosto de 2019 1:18

El canciller de Irán, Mohamad Yavad Zarif, destaca el alto poderío de Hezbolá como el movimiento que desbarató la idea de que no se puede derrotar a Israel.

“El pueblo de El Líbano y la Resistencia Islámica demostraron al mundo la realidad de que es posible derrotar al régimen sionista y que este régimen, cuando le complace, no puede desatar guerras y derramar la sangre de los pueblos de la región”, ha señalado Zarif este martes.

LEER MÁS: Irán: Hezbolá rompió la falsa leyenda de la invencibilidad israelí

Así se ha pronunciado Zarif en una entrevista con el portal libanés Al Ahd con motivo del 13.º aniversario del triunfo en 2006 del Movimiento de Resistencia Islámica de El Líbano (Hezbolá) en la Guerra de los 33 Días ante Israel.

Zarif ha considerado esa victoria de Hezbolá ante Israel como un “triunfo para toda la región y el derecho internacional, así como para los lazos internacionales saludables”.

El pueblo de El Líbano y la Resistencia Islámica demostraron al mundo la realidad de que es posible derrotar al régimen sionista y que este régimen, cuando le complace, no puede desatar guerras y derramar la sangre de los pueblos de la región”, señala el canciller de Irán, Mohamad Yavad Zarif.

 

Al respecto, ha dicho que toda la región está en deuda con el pueblo libanés y Hezbolá que se resisten ante la arrogancia de Israel y que siguen haciendo frente al terrorismo takfirí del grupo EIIL (Daesh, en árabe), el cual supone un peligro para el mundo entero.

Al Ahd, de igual modo, ha publicado este mismo martes otra entrevista con el portavoz de la Comisión de Seguridad Nacional y Política Exterior del Parlamento iraní, Hosein Naqavi Hoseini, quien tras considerar a Hezbolá como “poderoso e influyente”, ha recalcado que el movimiento libanés supuso una humillación a Israel durante la guerra de 2006.

LEER MÁS: Israel admite capacidad de Hezbolá para lanzar mil misiles al día

“Hezbolá humilló al régimen sionista y lo derrotó”, ha subrayado para luego destacar el elevado poderío de la resistencia tanto en El Líbano como en Palestina, ante el cual ya se han rendido los israelíes, ha agregado.

El 12 de julio de 2006, Israel abrió un nuevo frente de guerra contra Hezbolá y, so pretexto de la liberación de dos de sus militares, lanzó amplios ataques desde tierra, aire y mar contra el territorio libanés. Sin embargo, gracias a la resistencia libanesa, el régimen israelí se vio obligado a retirarse sin haber logrado ninguno de sus objetivos. 

LEER MÁS: El Líbano recuerda a Israel su derrota en Guerra de 33 Días

Unos 1200 libaneses, en su mayoría civiles, perdieron la vida en la ofensiva israelí, que duró 33 días. El conflicto finalizó el 14 de agosto de ese año tras aprobar el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas (CSNU) su resolución 1701, que llamaba a los agresores israelíes a respetar la soberanía y la integridad del territorio libanés.

tqi/krd/rba

Comentarios