• El presidente iraní, Hasan Rohani (Centro), asiste a una ceremonia de presentación de un submarino en Bandar Abás, 17 de febrero de 2019.
Publicada: domingo, 17 de febrero de 2019 18:34

El presidente iraní, Hasan Rohani, asegura que Irán y sus vecinos pueden crear seguridad en el Golfo Pérsico y no es necesaria la presencia de extraños.

“Hoy en día, el poder de Irán puede servir a los intereses de toda la región (de Oriente Medio). La República Islámica y todos los países amigos son, en su conjunto, una poderosa potencia en las aguas del Golfo Pérsico, por lo que no necesitan la presencia ilegítima de agresores ni de países ajenos a la región”, ha destacado este domingo el mandatario persa.

Hablando durante una ceremonia en la que se ha presentado un avanzado submarino de fabricación nacional, llamado Fateh, en la ciudad portuaria de Bandar Abás, en el sur de Irán, Rohani ha subrayado que el poderío militar defensivo del país persa no representa amenaza alguna para otros Estados.

El poder militar de Irán, ha agregado Rohani, es de carácter disuasivo y las Fuerzas Armadas de Irán están comprometidas con el hecho de proteger la integridad territorial del país y “contrarrestar toda agresión extranjera”.

Hoy en día, el poder de Irán puede servir a los intereses de toda la región (de Oriente Medio). La República Islámica y todos los países amigos son, en su conjunto, una poderosa potencia en las aguas del Golfo Pérsico, por lo que no necesitan la presencia ilegítima de agresores ni de países ajenos a la región”, destaca el presidente iraní, Hasan Rohani.

 

En otro momento de su alocución, el jefe del Gobierno iraní ha ensalzado los grandes avances tecnológicos conseguidos por el país persa en diferentes áreas, incluida la industria defensiva. “La República Islámica de Irán es totalmente autosuficiente en (la producción de equipos militares) terrestres, marítimos y aéreos, y su poderío castrense nunca había sido tan avanzado en las últimas décadas”, ha proseguido.

Rohani ha agradecido, además, a la Armada iraní su sacrificio para garantizar la seguridad de las aguas territoriales de Irán en el Golfo Pérsico, el mar de Omán, el mar Caspio y el océano Índico, y ha asegurado que esta fuerza puede, incluso, salvaguardar los intereses nacionales del país en aguas internacionales.

En los últimos años, la Fuerza Naval del Ejército de Irán ha incrementado su presencia en aguas internacionales para proteger las rutas navales y proporcionar seguridad a sus buques mercantes y petroleros.

De hecho, ha frustrado varios ataques piratas contra buques y petroleros, tanto iraníes como extranjeros, durante sus misiones en aguas internacionales, entre ellas, las realizadas en el golfo de Adén y el océano Índico.

ftm/anz/fmk/rba

Comentarios