• El presidente de Irán, Hasan Rohani, en el Parlamento iraní, Teherán, 25 de diciembre de 2018. (Foto: President.ir)
Publicada: martes, 25 de diciembre de 2018 7:43
Actualizada: miércoles, 26 de diciembre de 2018 3:15

El presidente de Irán, Hasan Rohani, asegura que EE.UU. no logrará “poner de rodillas” al país, ejerciendo presiones y urdiendo conspiraciones en su contra.

“El objetivo principal de Estados Unidos de imponer sanciones y presiones es hacer arrodillar al sistema poderoso de la República Islámica de Irán (…) Pero no logrará su objetivo sin duda alguna”, ha resaltado este martes Rohani ante la Asamblea Consultiva Islámica de Irán (Mayles), sita en Teherán, capital.

Para los estadounidenses, ha añadido Rohani, un “Irán, poderoso y soberano supone un gran obstáculo” para alcanzar sus metas en la delicada región del oeste de Asia, por lo que crean un impedimento ante los avances del país. Washington “teme del poderío de la República Islámica de Irán”, recalca.

El mandatario ha señalado que su Gobierno presenta el presupuesto del próximo año iraní —que comienza el 21 de marzo de 2019— mientras el país se encuentra bajo “presiones y sanciones brutales” de Washington desde hace mucho meses.

Sin embargo, Irán y los iraníes con “más resistencia y perspicacia” harán frente a todas las presiones y conspiraciones, ha aseverado Rohani, quien ha reconocido al mismo tiempo que las sanciones afectarán el desarrollo económico y el bienestar del pueblo.  

El objetivo principal de Estados Unidos de imponer sanciones y presiones es hacer arrodillar al sistema poderoso de la República Islámica de Irán (…) Pero no logrará su objetivo sin duda alguna”, ha indicado el presidente de Irán, Hasan Rohani.

 

Las presiones y restricciones que, según Rohani, “violan” todo el derecho internacional, no solo “afectan directamente” al pueblo iraní, sino a otros países del mundo.

Washington ha reimpuesto todas las sanciones que se habían levantado en virtud del acuerdo nuclear de 2015 suscrito por Irán y el Grupo 5+1 (entonces formado por EE.UU., el Reino Unido, Francia, Rusia y China, más Alemania), luego de que abandonó el pacto multinacional violando la resolución 2231 del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (CSNU) que lo ratificaba.

Casi toda la comunidad internacional, incluido el resto de los miembros permanentes del CSNU, considera “ilegítima” las sanciones unilaterales de EE.UU. contra el país persa. Varios analistas aseguran que Irán no permitirá que Washington “estrangule su economía”.

ask/rha/ahn/mkh

Comentarios