• El portavoz de la Cancillería de Irán, Bahram Qasemi, en una rueda de prensa en Teherán (capital iraní).
Publicada: miércoles, 31 de octubre de 2018 17:30

Irán ha convocado al embajador danés por acusaciones de Copenhague que vinculan a un noruego de origen iraní con supuestos planes de asesinato en Dinamarca.

El enviado danés ha sido llamado este miércoles por la mañana a la Cancillería para expresarle protestas oficiales por las acusaciones del Gobierno de su país contra Teherán, ha informado el portavoz del Ministerio de Exteriores iraní, Bahram Qasemi, según recoge la agencia de noticias persa Fars.

“En la reunión se ha trasladado al embajador el rechazo de Irán a la apresurada reacción política y mediática de ciertos funcionarios daneses respecto al arresto de un ciudadano noruego-iraní acusado de tener un plan para asesinar a una persona en Dinamarca”, ha señalado el portavoz.

A continuación, Qasemi ha rechazado en duros términos las acusaciones formuladas y ha denunciado que siguen la línea de planes hostiles para distorsionar las buenas y crecientes relaciones entre Teherán y Europa.

Por su parte, el embajador danés ha prometido atender a las expectativas de las partes iraníes en el viaje que tiene previsto realizar en los próximos días a Copenhague (capital de Dinamarca).

En la reunión se ha trasladado al embajador el rechazo de Irán a la apresurada reacción política y mediática de ciertos funcionarios daneses respecto al arresto de un ciudadano noruego-iraní acusado de tener un plan para asesinar a una persona en Dinamarca”, ha señalado el portavoz del Ministerio de Exteriores iraní, Bahram Qasemi.

 

El Servicio de Seguridad de Dinamarca detuvo el 21 de octubre a un ciudadano noruego de origen iraní, acusándolo de intentar asesinar al líder de la rama danesa del grupo extremista Al-Ahvaziya. El detenido, no obstante, ha negado ante el juez cualquier responsabilidad en la trama.

Ayer martes, la República Islámica de Irán rechazó cualquier implicación en la supuesta intriga y denunció “un complot urdido por los enemigos de las buenas relaciones entre Irán y Europa”.

Esta escenificación es muy parecida a otro espectáculo ocurrido a finales de junio, cuando la Fiscalía Federal belga anunció el desmantelamiento de un proyecto de atentado a las afueras de París (capital francesa), donde celebraba su reunión anual el grupo terrorista Muyahidín Jalq (MKO, por sus siglas en inglés). La Policía gala acusó a un empleado de la embajada iraní en Austria y lo detuvo cuando se encontraba de viaje en Alemania.

fmk/mla/ftn/mjs

Comentarios