• El ministro de Inteligencia iraní, Seyed Mahmud Alavi, habla con periodistas en Teherán, la capital persa.
Publicada: domingo, 7 de enero de 2018 0:58

El ministro de Inteligencia de Irán, Mahmud Alavi, ha prometido una ‘respuesta contundente’ a los grupos terroristas y células contrarrevolucionarias regionales que manejan y apoyan los disturbios y actos de violencia en el país persa.

“Los soldados de las República Islámica darán muy pronto una respuesta contundente a las bandas contrarrevolucionarias y terroristas que operan en la región”, ha indicado este sábado el titular iraní de Inteligencia.

Además de alertar sobre los esfuerzos extranjeros para desestabilizar la región, Alavi ha resaltado que las fuerzas persas no permitirán que los enemigos socaven la seguridad y estabilidad del país persa.

“Con sus actos valientes, los jóvenes iraníes frustrarán las tramas despiadadas de los enemigos”, ha agregado Alavi, para después asegurar que los grupos terroristas no lograrán debilitar la determinación del pueblo persa.

Los soldados de las República Islámica darán muy pronto una respuesta contundente a las bandas contrarrevolucionarias y terroristas que operan en la región”, ha indicado el ministro de Inteligencia de Irán, Mahmud Alavi.

 

Hace unos días, estallaron varias protestas pacíficas por problemas económicos en varias ciudades iraníes, pero las reuniones se volvieron violentas cuando ciertos grupos alborotadores, algunos de ellos armados, destrozaron propiedades públicas, como estaciones de policía y edificios gubernamentales.

Inmediatamente, EE.UU. y el régimen sionista anunciaron su apoyo a los disturbios y los actos violentos, que fueron supuestamente dirigidos desde el extranjero.

Los disturbios registrados en los últimos días en Irán cuentan además con el apoyo de grupos que operan para desestabilizar el país, como las bandas terroristas Muyahidín Jalq (MKO) y EIIL (Daesh, en árabe).

Eso ocurre mientras varios analistas y observadores, así como las autoridades iraníes, han asociado el respaldo de EE.UU. y Arabia Saudí a los disturbios acaecidos en la República Islámica a un nuevo complot de estos países para desestabilizar Irán, luego de haber visto fracasados sus planes en Siria.

myd/ncl/krd/mkh

Commentarios