• El representante permanente de Irán ante la Organización de Naciones Unidas (ONU), Qolamali Joshru.
Publicada: miércoles, 1 de noviembre de 2017 2:29
Actualizada: miércoles, 1 de noviembre de 2017 3:36

El representante de Irán ante la Organización de las Naciones Unidas (ONU) condena la mortandad infantil provocada por Arabia Saudí en Yemen.  

En un discurso en la sede del Consejo de Seguridad de dicho organismo en Nueva York, el representante permanente de Irán ante la ONU, Qolamali Joshru, denunció el martes que —según el informe del secretario general de la ONU, Antonio Guterres— en Yemen continúa la mortandad infantil debido a los bombardeos de Arabia Saudí y al bloqueo que ese país impone, por ello se puede afirmar que los saudíes son “asesinos de niños” y la matanza continúa.

Joshru explica que la situación en Yemen es desastrosa, cuando está por cumplirse el segundo año desde que Arabia Saudí comenzó su agresión, y que la hambruna y la falta de acceso a los servicios médicos amenazan la vida de millones de personas.

El alto diplomático iraní precisa que se han reportado más de 800 000 casos de cólera, y más de la mitad de los centros médicos no pueden dar servicio por el bloqueo de Arabia Saudí.

Riad —denuncia Joshru— es responsable de esta situación en Yemen, ya que ha optado por la vía militar para resolver la crisis en el país árabe.

“Desafortunadamente, la presión política sobre las Naciones Unidas ha impedido que se tomen las medidas necesarias para prevenir la mortandad infantil y la violencia contra los niños en Yemen”, se lamentó.

Desafortunadamente, la presión política sobre las Naciones Unidas ha impedido que se tomen las medidas necesarias para prevenir la mortandad infantil y la violencia contra los niños en Yemen”, se lamentó el representante permanente de Irán ante la Organización de las Naciones Unidas (ONU), Qolamali Joshru.

 

El 26 de marzo de 2015, Arabia Saudí y sus aliados regionales emprendieron una fallida ofensiva militar contra Yemen con solo el visto bueno de EE.UU., en perspectiva, restaurar en el poder al expresidente fugitivo yemení, Abdu Rabu Mansur Hadi.

La acometida se ha saldado con más de 12 500 muertos y 20 000 heridos, según indicó en junio un informe de un centro pro derechos humanos.

Además, conforme a la oenegé Human Rights Watch (HRW), la guerra ha causado en Yemen la mayor crisis humanitaria del mundo, con al menos siete millones de personas al borde de la hambruna, cientos de miles enfermos de cólera y al menos 5110 civiles muertos (otras cifras indican un número mucho mayor).

snz/mkh/nii/

Comentarios